sábado, 23 febrero 2019
13:25
, última actualización
Local

Príncipe de Asturias para dos voces del pensamiento europeo

Los sociólogos Touraine y Bauman ganan en el área de Humanidades.

el 27 may 2010 / 20:07 h.

TAGS:

Los sociólogos Alain Touraine y Zygmunt Bauman, “creadores de instrumentos conceptuales singularmente valiosos para entender el cambiante y acelerado mundo en el que vivimos”, han obtenido hoy el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2010.
Esta candidatura conjunta se ha impuesto en la última votación al otro finalista de este galardón, el ejecutivo japonés Shigeru Miyamoto, considerado el padre del videojuego moderno.
Touraine (Hermanville-sur-Mer, 1925) se dio a conocer por desarrollar el término ‘sociedad postindustrial’ y por sus análisis del movimiento social, mientras que Bauman (Poznan, 1925), que acuñó el término ‘modernidad líquida’, ha centrado sus investigaciones en la estratificación social y en el movimiento obrero.
El acta del jurado destaca que ambos sociólogos son representantes de “la más brillante tradición intelectual del pensamiento europeo” y que han creado, independientemente el uno del otro, instrumentos conceptuales singularmente valiosos “para entender el cambiante y acelerado mundo en el que vivimos”.
Touraine, historiador y sociólogo, es autor de trabajos fundamentales sobre la sociedad postindustrial que han permitido entender e interpretar el “sentido profundo de las grandes transformaciones de nuestra época, ofreciendo a la vez una reflexión continua y enriquecedora acerca de los problemas derivados de una convivencia necesaria por encima de las diferencias humanas”.
De Bauman, de origen polaco y nacionalidad británica, sociólogo y profesor universitario en distintos países, el acta del jurado destaca su estudio “a fondo de la condición social del hombre postmoderno en un mundo inestable y de valores perecederos”.
En su decisivo análisis de esta realidad, Bauman ha acuñado el término de “modernidad líquida”, “agudamente desarrollado en su obra homónima”, destaca el fallo, que ha dado a conocer el presidente del jurado, el catedrático Manuel Olivencia.
El galardón, dotado con 50.000 euros y la reproducción de una estatuilla diseñada por Joan Miró, es el tercero que se falla este año tras los de Artes, que fue para el escultor estadounidense Richard Serra, y Ciencias Sociales, que recayó en el equipo arqueológico de los Guerreros y Caballos de Terracota de Xian.
En ediciones anteriores el galardón recayó, entre otros, en Hans Magnus Enzensberger, George Steiner, Umberto Eco, Jean Daniel, National Geographic, las revistas Science y Nature, Google y la Universidad Nacional Autónoma de México, que lo obtuvo en 2009.
Tras conocer su designación, Zygmunt Bauman agradeció al Príncipe de Asturias la confianza expresada por la Fundación que lleva su nombre en su “modesta contribución” a “nuestra autoconciencia humana conjunta”. “Apenas puedo pensar en un acto más gratificante o que llegue de  una institución de mayor autoridad moral”, expresó a través de un comunicado remitido a la Fundación Príncipe de Asturias.
“En la parte del planeta de habla hispana, tanto en América Latina como en Europa, ha encontrado lectores particularmente inquisitivos, incisivos, creativos y críticos de mis  escritos”, recordó.  
Por su parte, el  francés Alain Touraine ha asegurado que la concesión del premio aumenta aún más su “conciencia de ser un intelectual latino” que encuentra en el mundo hispánico, italiano y francés las “orientaciones básicas” del trabajo de toda su vida y ha asegurado ser “plenamente consciente” del prestigio del galardón.

  • 1