domingo, 17 febrero 2019
14:46
, última actualización
Local

Prisión para el ‘capo’ de la mafia georgiana

La Audiencia cree que el riesgo de fuga es notable y prefiere que espere entre rejas su extradición

el 07 jun 2010 / 20:33 h.

TAGS:

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu decretó ayer prisión provisional para el líder de la mafia ruso-georgiana instalada en España, Zakhar Kniazevich Kalashov, arrestado el domingo en Marbella (Málaga) y reclamado por su país para que cumpla diversas penas, ante el elevado riesgo de fuga. Según el auto dictado por el magistrado, la medida cautelar acordada pretende "asegurar la posible" extradición del acusado a Georgia, ya que existe un "elevado riesgo de fuga" derivado de la "gravedad de los hechos" por los que ha sido condenado en aquel país, "la inexistencia de arraigo en España" y el hecho de que se le acuse de liderar una organización criminal "desde la que se le podría proporcionar fácilmente su huida y ocultación".


Andreu tomó esta decisión a instancias de la fiscal Dolores Delgado, que pidió durante la vista celebrada ayer prisión para el capo mafioso también por las penas elevadas impuestas por el Juzgado Municipal de Tbilisi, que le condenó en rebeldía en octubre de 2006 a 18 años de prisión por pertenencia a la comunidad de ladrones y secuestro.


En su auto, el juez explica que Kalashov, según el tribunal georgiano, adquirió el estatus de "ladrón de ley" antes de trasladarse a Moscú en 1989, donde "continuó con sus debates delictivos" para proporcionar a otras personas ese mismo reconocimiento y donde participó en reuniones de líderes del crimen organizado para "dividirse zonas de influencia". Poco antes de su detención en 2006 en Dubai en el marco de la operación Avispa, el 14 de abril de ese año llamó a la Unidad de Lucha contra el Crimen Organizado del Departamento de Operaciones Especiales del Ministerio de Interior de Georgia "para exigirle" que los Cuerpos de Seguridad "abandonaran la lucha contra los ladrones de ley" porque, en caso contrario, "el mundo criminal entero se uniría" contra ellos. Asimismo, el mafioso secuestró en 2000 a un estadounidense -cuyo paradero se desconoce- para extorsionar a su familia y pedirle dinero a cambio de su liberación y, aunque se realizó la transferencia solicitada, los secuestradores no lo dejaron libre. Por último, rechaza el argumento de la defensa sobre la "falta de imparcialidad" de Andreu -instructor de la causa en España contra Kalashov-, y señala que este motivo "debe alegarse con un mayor rigor".


Kalashov, que permanecerá en prisión mientras se tramita su extradición, se encontraba en libertad provisional en España después de que la Audiencia Nacional le condenara la semana pasada a siete años y medio de prisión por un delito continuado de blanqueo de capitales.

  • 1