miércoles, 12 diciembre 2018
06:58
, última actualización
Local

Problemas de estabilidad" obligan a sustituir parte del muro del antiguo cuartel de Daóiz

El catálogo de bienes inmuebles del recinto avisa de que su estado de conservación es "muy malo" y ha sufrido "expolios".

el 20 feb 2015 / 13:17 h.

TAGS:

plataforma-cuartel La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, a través de su comisión ejecutiva, ha concedido al Ministerio de Defensa autorización para acometer en el Antiguo Regimiento de Artillería de Daóiz y Velarde, diseñado por el ingeniero militar José Pérez Reina y edificado en 1928 al pie de la actual avenida de Jerez, la sustitución de un muro de cerramiento "con problemas de estabilidad", así como "obras adicionales de demolición de construcciones cercanas al muro". En concreto, y según la información recogida por Europa Press, la Gerencia de Urbanismo ha concedido al Ministerio de Defensa una licencia de obras para una "reforma parcial" en el antiguo acuartelamiento, cuyas construcciones sufren un importante deterioro, con actuaciones de "sustitución de muro de cerramiento norte con problemas de estabilidad, así como obras adicionales de demolición de construcciones cercanas al muro y remodelación de dependencias anexas al mismo". Allá por el año 2012, recordémoslo, la Entidad Pública Empresarial de Suelo (Sepes) acometía ya actuaciones de consolidación, acondicionamiento y conservación del edificio principal número uno de este recinto militar sobre el que pesa, por cierto, un plan especial de reforma interior que contempla la conservación del antiguo cuartel y el patio de armas por su valor histórico. EL PLAN DE REFORMA INTERIOR En cuanto al plan especial de reforma interior del mencionado recinto, el documento responde al anuncio formulado en 2008 por el Ministerio de Vivienda para la construcción de 449 viviendas protegidas en estos suelos titularidad de la Entidad Pública Empresarial de Suelo. Este plan especial de reforma interior, según la documentación recogida por Europa Press, tiene como "objetivo principal" la "integración" de los terrenos en la trama urbana de Sevilla, aunque supedita su ordenación a la "protección y el mantenimiento" del edificio principal del cuartel y de su patio de armas. Así, el documento ordena aproximadamente 14 hectáreas de suelo concentrando las actividades terciarias en la periferia del sector, dispone un "anillo" de zonas verdes y equipamientos públicos para defender la zona del "impacto" de las infraestructuras viarias ya existentes y aúna en el interior de la delimitación los usos residenciales. "EXPOLIO" EN EL ANTIGUO ACUARTELAMIENTO Este plan especial de reforma interior, además, se atiene a los designios del 'Catálogo de Bienes Inmuebles del Antiguo Regimiento de Artillería de Daóiz y Velarde', elaborado previamente por Sepes para determinar las edificaciones susceptibles de protección en este antiguo acuartelamiento y aprobado definitivamente por el pleno del Ayuntamiento hispalense el 21 de mayo de 2010. El catálogo destaca que el recinto fue diseñado siguiendo las directrices de los tratados de la Comisión de Acuartelamientos de España para los cuarteles de artillería "con la racionalidad e higienismo imperantes", aunque de otro lado "es clara la influencia" del estilo regionalista del arquitecto sevillano Aníbal González, sobre todo en las "referencias ornamentales y decorativas" que el edificio en cuestión posee. La construcción principal del complejo, según este documento, se atiene al "eclecticismo y la composición clásica de fachadas y plantas utilizada en edificios institucionales e industriales" de dicha corriente arquitectónica. El propio documento advierte de que el estado de conservación del conjunto arquitectónico es "muy malo" y que el recito ha sido víctima del "expolio". "Pese a su indudable interés para la recuperación de la arquitectura original, algunos elementos constructivos y la mayor parte de los característicos de la decoración original, como es el caso de columnas de mármol, balaustres, escaleras, rejas metálicas o azulejos, lamentablemente han sido sustraídos o expoliados", señala el texto.  

  • 1