miércoles, 12 diciembre 2018
22:30
, última actualización

Procesados dos menores por maltratar a un burro en Almería

Los menores, de 15 y 16 años, están acusados de maltrato animal y podrían ser condenados hasta a un año de prisión.

el 16 dic 2014 / 16:48 h.

Estado en el que se encontró al burro Capitán. / @lahuellaroja Estado en el que se encontró al burro Capitán. / @lahuellaroja La Fiscalía de Menores de Almería ha resuelto iniciar un expediente de reforma contra los dos menores de 15 y 16 años que fueron acusados de un presunto delito de maltrato animal en relación a la agresión que sufrió 'Capitán', un burro de corta edad que en mayo de este año fue atacado en un descampado de la capital y que posteriormente fue recuperado por la protectora 'La Huella Roja'. Así lo han indicado a Europa Press fuentes de la Fiscalía, desde donde han precisado que se ha acordado iniciar este proceso después de que se diera por agotada y no viable la vía de la mediación a la que se recurrió en un primer momento, dado que los acusados no reconocieron los hechos de los que se les acusa. En este sentido, se dará inicio al expediente ante la posible comisión de un delito recogido en el artículo 337 del Código Penal, en el que refiere que quien por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente a un animal doméstico o amansado, causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud, será castigado con la pena de tres meses a un año de prisión e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales. Los menores, junto con un F.U.F., de 38 años y supuesto propietario del burro, fueron imputados por la Guardia Civil tras casi dos meses de investigaciones después de la agresión al animal, que tuvo que ser conducido a un centro de recuperación ubicado en Sevilla donde, finalmente, logró recuperarse de sus heridas. El pollino fue encontrado además en un "preocupante estado de desnutrición", lo que hizo pensar a los investigadores en una "total falta de atención y cuidado del animal" motivo por el que los agentes también enfocaron sus pesquisas a la localización de su propietario y persona que lo había desatendido en su alimentación. Al carecer de microchip identificativo, los agentes realizaron "innumerables gestiones" que finalmente les permitieron determinar la autoría tanto de la agresión como de la desatención del animal, que fue asistido en un primero momento por 'La Huella Roja'. Fue una profesora de un colegio cercano al descampado donde estaba el animal la que alertó a la protectora de la presencia del burro tras escuchar a algunos alumnos hablar sobre el animal. El burro presentaba múltiples heridas, ya que habría sido golpeado repetidamente incluso con algún objeto contundente. Asimismo, presenta heridas en el recto como consecuencia de haber sido maltratado y estaba completamente deshidratado y desnutrido. El caso de este equino de unos 17 meses sirvió para que se elevara una petición en Change.org en la que solicitaban responsabilidades por la agresión que sufrió el animal, de forma que la misma consiguió recaudar más de 180.000 firmas de apoyo.

  • 1