viernes, 18 enero 2019
08:33
, última actualización
Deportes

Profesor Unai Emery

La juventud se adueña de la plantilla del Sevilla, a la que Unai tendrá que dar forma preparando para la élite a muchas de las caras nuevas.

el 19 ago 2014 / 09:38 h.

SEVILLA 13-14 El técnico Unai Emery, durante una sesión de entrenamiento del Sevilla. Fuente: EDD. Todavía resuenan por Barcelona, al igual que por Nervión, las frases que Luis Enrique, técnico culé, pronunció el pasado domingo respecto a Gerard Deulofeu, reciente fichaje del Sevilla: “La decisión de que encuentre minutos fuera ha sido mía. Necesita aprender ciertas cosas para poder jugar en el Barça. En el Sevilla tendrá que demostrar que es capaz de hacerlo”. Estas palabras explican cómo el club nervionense se ha convertido, en cierto modo, en una especie de escuela de alto nivel para jugadores jóvenes que pronto brillarán en la élite. Deulofeu no es el único ejemplo. Unai Emery tendrá en su equipo titular a otro melón por calar, aunque con una pinta espectacular: Denis Suárez, también llegado desde el club azulgrana. Con 20 años ambos, son los casos más evidentes porque tienen muchas papeletas para ser titulares en un Sevilla campeón europeo y con aspiraciones altas en la Liga. El club nervionense, con tremenda tradición canterana, dará protagonismo además a otros dos ‘alumnos’, que Emery tendrá en su escuela: Carlos Fernández (18), que ya ha debutado en Primera, y Juan Muñoz (18), quien no para de marcar en cada partido que juega. Pero Emery está acostumbrado. Ya la temporada pasada logró hacer volar a Vitolo, un jugador con unas condiciones muy buenas, pero que nunca antes habían sido probadas en la máxima categoría. Las enseñanzas de Unai convirtieron al canario en uno de los mejores jugadores del Sevilla. También pareció asentar a Cristóforo (20), hasta su lesión. Más le costó con Jairo (con 20 hasta hace poco), ahora relegado a un segundo plano. Por el ‘aula’ de Unai no sólo pasarán este año los más jóvenes, sino algún que otro futbolista al que hay que reconducir. Es el caso de Banega, que protagoniza un capítulo principal dentro de los retos del técnico sevillista. Siguiendo con términos académicos, el argentino ha suspendido varias asignaturas y debe repetir curso en la Liga. Su suerte es que ha dado con el mejor profesor posible para sus particularidades y un escenario, el Sevilla, casi del mismo tamaño que el que ha dejado. Ya tuvo Unai un caso parecido con Marko Marin: un talento bestial al servicio de la nada. No consiguió ‘aprobar’ el alemán, para desgracia del Sevilla. Deulofeu precisa rigor táctico, compromiso defensivo y optimización de sus recursos. Denis asentar su personalidad y creerse al jugador que lleva dentro. Carlos Fernández tiempo y minutos, como Juan Muñoz. Todos, junto al ‘repetidor’ Banega, pasarán por las manos del profesor Unai. Comienza el curso en Nervión.

  • 1