Local

Próxima estación: El Cáñamo

Salida de Santa Justa con cinco minutos de retraso sobre el horario previsto del mediodía. El andén lleno espera para montarse camino de La Rinconada, Brenes, Lora del Río... y un buen número de ellos llegarán al apeadero de El Cáñamo, junto a la zona de expansión del núcleo de San José de La Rinconada.

el 11 feb 2011 / 20:13 h.

TAGS:

La duración del trayecto, apenas 14 minutos, pasa volando cuando por la megafonía del tren suena: "Próxima estación, El Cáñamo". Los colores del parchís, el acero y el blanco reciben a los viajeros que, a paso lento, van bajando por las escaleras o el ascensor, mientras algunos operarios continúan dando los últimos retoques, brocha en mano, en el exterior de las instalaciones.


A través de la cristalera se ve un continuo ir y venir de personas que entran a preguntar, la mayoría; a echar un vistazo a las nuevas instalaciones, algunos, y a coger el tren de Cercanías que desde la mañana para en la estación. "Éste ha sido el tren en el que se ha bajado más gente", explica Cristina Camacho, la azafata de Renfe que amablemente entrega los nuevos horarios y da todas las explicaciones que le reclaman los vecinos y usuarios. "Viene mucha gente preguntando, sobre todo gente mayor, y todo el mundo me dice que era muy necesaria", señala.

Entre éstos, Francisco y Antonio Díaz Vázquez. "Somos familia de ferroviarios", afirman orgullosos, y aunque reconocen que no cogen mucho el tren, aseguran que les quitará tráfico de sus calles y que su nieto, el de Antonio, lo podrá coger todos los días cuando se va a estudiar a Sevilla.

Como la estación, también es nuevo el asfalto de la calle y la señalización. Los pequeños problemas con la máquina expendedora de billetes a nadie parece importarle. Y es que, como aseguraron el matrimonio formado por Isabel Ortiz y José Dueñas, "nosotros vivimos aquí y lo hemos visto hacer". Hasta ahora "íbamos a veces en coche o dábamos el paseo andando a la otra estación", afirman, para añadir: "Hay que olvidarse del coche para ir a Sevilla. Te hartas de dar vueltas y no encuentras aparcamientos", destaca José, mientras ambos leen la información de los paneles: "Estábamos buscando si se paga algo por llevar la bici".

Las que sí cogieron el tren en dirección a Lora del Río fueron las hermanas Francisca y Tina Barragán: "Vamos a almorzar a Lora con el solecito", afirman. Las dos están "locas de contentas con esto y con las cosas que se hacen en el pueblo: lo que anuncian, de momento lo hacen".

Sin duda, muchos de los usuarios de la nueva estación serán estudiantes, como los que cada día llegan de todos los puntos de la provincia al instituto Carmen Laffón. Juan Manuel Rosado, de Las Cabezas de San Juan, y Christian Linares, de Villanueva del Río y Minas, también agradecen el apeadero: "Está más cerca y está más recto que la otra estación", afirman mientras esperan el tren en los relucientes bancos de acero.

  • 1