Local

Prueba superada

Hablar sobre el aspecto musical del concierto de Madonna se lo dejo a los que saben. Lo digo porque existe cierta controversia sobre si el tiempo del playback era excesivo y otras cuestiones.

el 15 sep 2009 / 11:56 h.

Hablar sobre el aspecto musical del concierto de Madonna se lo dejo a los que saben. Lo digo porque existe cierta controversia sobre si el tiempo del playback era excesivo y otras cuestiones. Sí me quedo con que era un espectáculo de luces y decibelios hasta ahora poco o nada visto en Sevilla. Y, por supuesto, con la organización. La llegada del público no resulta tan crítica. Desalojar los alrededores del estadio, siendo el momento más complejo de la logística, y en una hora, no es fácil. Se logró en esta ocasión, gracias a que Tussam estableció un verdadero corredor de ida y vuelta hasta Barqueta, destacando también que los taxistas ofrecieron sus luces verdes incluso mucho antes de que finalizara el concierto. Personalmente, elegí este último servicio y fue ejemplar. Dicho lo cual, el concierto de Madonna significa un punto de inflexión. Ya no habrá excusas, como antaño, para que aquello se convierta en una ratonera, porque se ha demostrado que cuando se quiere, se puede organizar bien desde el Ayuntamiento.

  • 1