miércoles, 24 abril 2019
17:40
, última actualización
Local

Psicosis por la seguridad aérea

EEUU y Reino Unido detuvieron ayer a más personas por incidentes en los aviones.

el 09 ene 2010 / 20:15 h.

TAGS:

Control de seguridad en el aeropuerto de Salt Lake City, Utah (EEUU)

La psicosis por la seguridad aérea ha vuelto a ocupar la primera línea informativa durante las pasadas navidades. El miedo a que los extremistas de Al Qaeda puedan repetir una masacre como aquella fatídica del 11-S ha vuelto a poner en vilo a los responsables de seguridad de los principales aeropuertos del mundo, y a los principales mandatarios del planeta con el presidente de EEUU, Barack Obama, a la cabeza. Y el intento, fallido por la valentía de un pasajero anónimo, del nigeriano que el 25 de diciembre quiso volar en pleno vuelo el avión que cubría la línea Amsterdam-Detroit vuelve a poner el debate de la seguridad aérea en primera línea informativa y de actuación.


Desde entonces, las noticias sobre detenciones en aeropuertos y planes de seguridad no han parado de copar los informativos. Las dos últimas fueron ayer. Scotland Yard detuvo ayer a tres personas en el aeropuerto londidense de Heathrow después de que se recibiera una "alerta de seguridad" sobre los tres pasajeros aunque los agentes no facilitaron más datos. En Nueva Jersey, por su parte, la Policía arrestó a un hombre acusado de violar el sistema de seguridad del aeródromo de Netwark. Concretamente, el arrestado pasó por debajo de una barrera y entró a una zona de seguridad sin que el guardia de seguridad se diera cuenta. Mientras, EEUU difundió el pasado viernes que también ha detenido a dos personas por planear una atentado con armas de destrucción masiva para el pasado 11 de septiembre en Nueva York, justo ocho años después del ataque a las torres gemelas.


Obama ha sido el primero en pedir disculpas públicamente por el fallo de seguridad que permitió al nigeriano subir al avión cargado de explosivos, un error que él mismo calificó como "lamentable" y para el que ya ha tomado medidas. El pasado jueves citó en la Casa Blanca a los máximos responsables de seguridad del país para corregir errores futuros. De la cita salió la reestructuración de varios departamentos de los servicios de inteligencia para evitar nuevos incidentes como el del nigeriano.


El presidente pidió que la CIA, el FBI y otras agencias investiguen "de inmediato" las pistas sobre amenazas terroristas, que los informes de inteligencia se distribuyan de forma "más amplia y rápida", que se mejoren los sistemas de análisis y el funcionamiento de las listas de vigilancia y que se cachee a los pasajeros que procedan de Cuba y de 13 países árabes.


escáner corporal. El presidente norteamericano también ha provocado el debate sobre la conveniencia o no de emplear escáner corporales en los aeropuertos, un método que plantea importantes lagunas sobre el derecho a la intimidad de los pasajeros, que serán completamente desnudados -aunque sólo visualmente- antes de subir al avión. Aún así, Obama tiene ya operativos 40 escáneres de este tipo por todo el país y en poco tiempo la cifra alcanzará las 300 unidades. En la Unión Europea, el mismo debate está bien servido aunque sólo Francia y Holanda han dado un paso al frente y ha anunciado que los instalará en los controles de seguridad de sus aeropuertos. El Gobierno galo asegura que las radiaciones que emiten este tipo de aparatos son varias centenas de veces inferior a las que propaga un teléfono móvil. Respecto a la intimidad, Francia asegura que los viajeros sólo podrán ser mirados a través del escáner por una persona de su mismo sexo, que además estará aislada físicamente de los puestos de trabajo de sus compañeros.


En España, que ocupa actualmente la presidencia de la UE, varios ministros han asegurado que no se tomará tal medida hasta que no se logre un consenso en el seno de los Veintisiete ya que se trata de una postura común que el Ejecutivo quiere tomar "en el marco europeo", y que se debatirá en la próxima cumbre.

  • 1