Local

PSOE e IU zanjan sus diferencias sin que Vázquez pida disculpas

El Gobierno municipal rechaza su cese aunque el alcalde elude votar. El Pleno insta a Vázquez a mostrar “su pesar y su condena por los hechos ocurridos en Alfonso XII”

el 22 oct 2010 / 19:46 h.

TAGS:

Josefa Medrano y Carlos Vázquez conversan animadamente durante el pleno celebrado ayer.

PSOE e IU dieron por zanjado el conflicto generado por la participación del delegado de Economía y Empleo, Carlos Vázquez, en un piquete durante la huelga general cuya actuación produjo destrozos en una mesa de un mesón de la calle Alfonso XII. Los dos socios cerraron filas en defensa del pacto de gobierno y rechazaron el cese de cualquiera de los dirigentes de la federación que participaron activamente en los piquetes, como reclamó el PP. Su salida consensuada se basó en una moción de mínimos aprobada por unanimidad que "condena" todos los hechos ocurridos el pasado 29 de septiembre; e insta a Carlos Vázquez a que muestre su "pesar y su repulsa por los hechos acaecidos en Alfonso XII".

Los dos socios de gobierno encontraron así una declaración con la que contrarrestar las críticas del PP y de la patronal, que después cada uno pudiera interpretar a su modo. Para el PSOE reflejaba esa actitud crítica con la que los socialistas encajaron la participación de Carlos Vázquez en un piquete con un carácter agresivo pese a su cargo como delegado de Economía y Empleo: "Es un hecho reprobable que no vamos a compartir de ningún modo. Vázquez debe llevar su traje de concejal las 24 horas del día y no puede separar la responsabilidad institucional de la política, pero que nadie quiera empujarnos por senderos que destruyan el pacto de gobierno", argumentó el portavoz socialista, Alberto Moriña, en una línea similar a la expresada por otros dirigentes socialistas, incluido el candidato, Juan Espadas, que instó a Vázquez a pedir disculpas.

No fue así. La palabra disculpa no apareció ni por el discurso de Vázquez ni por el de Antonio Rodrigo Torrijos. "He aclarado, por activa y por pasiva, que no tuve nada que ver con el incidente que se saldó con el vuelco de una mesa en un establecimiento hostelero y además la he reprobado en numerosas ocasiones. E incluso me he dirigido por carta al presidente de los hosteleros para mostrarle mi pesar", señaló Vázquez quien no planteó en ningún momento una incompatibilidad entre su cargo y su papel en la huelga que volvió a defender y a justificar.

Una vez aprobada la moción, fue el portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, el encargado de dejar clara la lectura que hace la federación de los términos de la moción respaldada por el Pleno: "Hemos condenado todos los hechos violentos ocurridos durante la huelga, incluida la carga policial en el Rectorado. Y por otro lado, hemos mostrado nuestra repulsa y nuestro pesar por el destrozo de una mesa en un bar de Alfonso XII".

El PP se quedó así solo en su defensa del cese de Carlos Vázquez y de todos los altos cargos de IU que participaron en los piquetes, reclamado con vehemencia por el edil Vicente Flores. Los dos socios de gobierno votaron en contra. Incluidos los miembros del grupo socialista que habían instado a destituir a Vázquez. Aunque no el alcalde. Ni votó a favor, ni en contra, ni se abstuvo. No se movió. Según su entorno por respeto a un debate en el que se le instaba a él mismo a cesar a un edil.

  • 1