Local

Frente común contra la operación urbanística en Altadis

Los partidos de la oposición, sindicatos, ecologistas y vecinos se concentran ante l antigua fábrica para reclamar que se pare el convenio

el 24 sep 2014 / 14:16 h.

Instalaciones de Altadis. / José Luis Montero Instalaciones de Altadis. / José Luis Montero Distintas organización de carácter político, social y vecinal, entre ellas el PSOE e IU, se concentraron esta mañana a las puertas de la antigua fábrica de la multinacional Altadis para demandar al ayuntamiento que frene la operación urbanística que pretende poner en uso esos terrenos y para criticar que el Consistorio haya desestimado todas las alegaciones presentadas por estas entidades. Los portavoces municipales de los grupos socialistas y de IU, Juan Espadas y José Manuel García, coincidieron en rechazar la forma en que se está llevando a cabo este convenio, que irá al pleno municipal este viernes, señalando que el proyecto se está llevando a cabo con “numerosas irregularidades e ilegalidades”. Además, advirtieron de que si el Consistorio aprueba el acuerdo este viernes y lo firma con la tabaquera “hipotecarᔠla acción del próximo equipo de gobierno ya que tendrá que sentarse a negociar con una empresa con la que se firmó un acuerdo “a ocho meses de unas elecciones”. La portavoz de Ecologistas en Acción, Laura Soler, censuró que las alegaciones presentadas por su entidad hayan sido rechazadas sin que nadie del Ayuntamiento se lo haya comunicado ya anunció que presentarán nuevos recursos contra esta decisión. En este sentido, tanto Espadas como García se comprometieron a luchar contra este convenio urbanístico planteando todos los recursos que sean necesarios. Al acto también acudieron representantes de CCOO y UGT, así como de asociaciones conservacionistas y vecinos que pidieron al Ayuntamiento que habrá un verdadero proceso de diálogo con el barrio antes de firmar nada con Altadis. Según el proyecto de convenio aprobado ya por el pleno, la  parcela, de 26.177 metros cuadrados, sería dividida entre 15.585  metros cuadrados que quedarían en manos del Ayuntamiento a modo de  espacios libres de dominio público y el Consistorio contaría con el  edificio principal de la fábrica y la capilla que usa la hermandad de  las Cigarreras. 'Altadis', de su lado, contaría con 8.176 metros  cuadrados divididos en dos parcelas con una edificabilidad máxima de  8.000 y 23.000 metros cuadrados cada una de ellas. Mientras el  Ayuntamiento prevé destinar a equipamientos públicos su parte de los  terrenos, 'Altadis' espera vender su parte para su aprovechamiento en  materia de usos terciarios. Dado que el vigente Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)  cataloga la finca como suelo industrial singular, toda la operación  requiere obviamente una modificación del Plan General de Ordenación  Urbana, pues los terrenos a entregar al Ayuntamiento deben ser  declarados Suelo de Interés Publico y Social (SIPS) y el resto debe  ser calificado como espacios de uso terciario. PENDIENTES DEL PGOU Los términos de la operación urbanística han generado no poco  debate, pues la recalificación posibilitaría la creación de una  superficie comercial más en la ciudad y el reparto de la  edificabilidad permitiría construir una torre sobre los actuales  jardines de Manuel Ferrand.  

  • 1