Local

PSOE. Los 'vieristas' tienden la mano al alcalde en Triana

A sólo unos días de las asambleas, las agrupaciones buscan acuerdos para aparentar unidad en la capital.

el 13 feb 2010 / 19:27 h.

Integración. En la agrupación de Triana, el feudo vierista por excelencia, dirigido por Susana Díaz, hay un ofrecimiento encima de la mesa para que el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, sea uno de los representantes de la agrupación en el congreso provincial extraordinario. Aunque no está cerrado el acuerdo, la iniciativa refleja la línea de actuación marcada por los dos sectores socialistas ante las asambleas que se celebrarán a partir del lunes: listas únicas. La fortaleza se demuestra ahora con una aparente integración, dando espacio al sector contrario para ofrecer esa imagen a la dirección regional, y tomar impulso ante la más que previsible confrontación que arrancará en la era Griñán. Así se hará en Nervión, el feudo de Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, donde se dará más representación al sector oficialista de la que le corresponde según las últimas asambleas; en San Jerónimo, donde Evaristo Troya cederá uno de sus cinco delegados al otro sector; en Miraflores, donde hay una negociación abierta para compartir al menos dos de los ocho puestos; y en Cerro, donde los vieristas pueden aspirar hasta a 4 de los 14 delegados. "No es el momento", repiten todas las fuentes que buscan ofrecer un oasis de tranquilidad en un contexto en el que, sea por la crisis o por el desgaste, la afiliación ha bajado en muchas de las agrupaciones locales. Los acuerdos no son fáciles: aunque en la provincia no han surgido diferencias, en la capital aún siguen las conversaciones.

Centro. A sólo unos días de las votaciones, los acuerdos están aún muy lejos en dos de las grandes agrupaciones. La primera, en Centro, que celebra su asamblea el jueves. El reparto de la última asamblea obligaría a que los vieristas cedieran un 45% de las listas al núcleo que conformaron el sector caballista de Mercedes Gordillo con el entorno del alcalde encabezado por Nieves Hernández. Tendrían así siete de los 15 delegados que le corresponden a la agrupación más numerosa, un reparto difícil de cerrar ante la división de una agrupación muy repartida, muy numerosa (600 afiliados, unos 70 menos que hace dos años) y en continuo movimiento. En Este el clima es aún más tenso: Ramón Díaz obtuvo la secretaría general en una votación marcada por el expediente abierto a José Guerrero. Una parte de la agrupación ya alerta de que no se ha logrado el consenso, aunque descartan una candidatura alternativa que se pudiese interpretar en contra de Griñán. Tampoco en Macarena, otra de las más numerosas y con posiciones distanciadas, hay acuerdo.

Congreso. En cualquier caso, la negociación importante arrancará la próxima semana, cuando se empiece a preparar el congreso del 6 de marzo. La lista de delegados para el regional está en manos de Viera, y aunque sea una cita casi de trámite todos quieren estar, o al menos que estén sus máximos referentes. Todos confían en el acuerdo y en la integración -y así fue de hecho en el último congreso regional-, pero será determinante qué nombres aparezcan en ese listado y quién represente finalmente a Sevilla en la ejecutiva regional. Algunos cargos vuelven a cobrar simbolismo, aunque efímero en este caso, como Emilio Carrillo, cuya presencia en la ejecutiva regional fue una apuesta personal de Viera.

Gobierno. A partir del 13 de marzo se abre otra etapa, y los miembros del Gobierno local siguen a la espera de movimientos que puedan poner fin a la etapa de provisionalidad y los problemas de liderazgo actuales. La gestión avanza, pero enfrente hay una crisis que ha dejado sin fondos al Consistorio y ha desvelado los problemas de planificación de la Encarnación y de Fibes, las debilidades de proyectos como Cruzcampo y una deficitaria herencia, fruto de una mala gestión interna y de concesiones a los sindicatos, en empresas como Tussam.

Metro. El Gobierno es consciente de lo que se juega en sus debates con Obras Públicas, y quiere llegar con los deberes hechos. Tussam presentará su plan con sus recortes para ver si así la Junta da un paso al frente; y con el Metro se han hecho dos grandes cesiones en sólo unos días. Por un lado, se han abierto las puertas a la línea 3 en superficie por La Palmera; por otro se ha rescatado aquel proyecto tranviario que se intentó retirar para presionar a la Junta y que pondría punto y final al soterramiento de la línea 2 por el casco histórico. En este caso, las posturas técnica y política empiezan a encajar: hay que ceder y además hay que profundizar demasiado para poder hacer un subterráneo. El PSOE quiere llegar con el diseño cerrado a 2011, y hay dos opciones: trazarlo por San Francisco Javier, en contra de IU, o aprovechar que el Cercanías ya hace ese recorrido.

  • 1