Local

PSOE y PP abordarán juntos las grandes reformas económicas y de las pensiones

La famosa reunión terminó bien. Zapatero y Rajoy estuvieron de acuerdo en lo esencial. Acordaron crear una mesa de reformas estructurales de la economía española y convocar el Pacto de Toledo antes de 15 días con el objetivo de abrir una nueva etapa para la Seguridad Social.

el 15 sep 2009 / 16:46 h.

TAGS:

La famosa reunión terminó bien. Zapatero y Rajoy estuvieron de acuerdo en lo esencial. Acordaron crear una mesa de reformas estructurales de la economía española y convocar el Pacto de Toledo antes de 15 días con el objetivo de abrir una nueva etapa para la Seguridad Social.

José Luis Rodríguez Zapatero calificó de "útil" el encuentro con el líder de la oposición y vio "absolutamente posible" el diálogo en "temas mayores" entre los dos grandes partidos, además de reconocer que, como presidente del Gobierno, le corresponde hacer un "gran esfuerzo" para llegar a acuerdos.

Zapatero explicó que esas reformas estructurales afectarán especialmente al sector servicios y a los transportes: "incluirán asuntos como la supervisión y la regulación financiera, el sector del transporte y la trasposición de la Directiva Europea de Servicios", una medida aprobada por la UE en 2006 y cuya fecha máxima de aplicación es diciembre de 2009. Ya el pasado agosto el ministro de Economía, Pedro Solbes, instó a los ministerios competentes a pisar el acelerador para aplicar la directiva, para lo que son necesarias unas 6.000 modificaciones legislativas.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado agosto un paquete de medidas para atajar la crisis financiera. Entre ellas estaba la tramitación de una ley sobre el libre acceso y ejercicio de las actividades de servicios. Dos meses después, Rajoy y Zapatero unen fuerzas para que la liberalización sea un hecho. Zapatero señaló que Rajoy aceptó tanto la oferta de las reformas estructurales como la del Pacto de Toledo y también anunció que se ha comprometido con el presidente de los populares a informarle, antes de su aprobación, de las normas que desarrollen los dos decretos-leyes con medidas financieras excepcionales aprobados en los últimos días.

En concreto, Zapatero explicó que se comprometió a informar a Rajoy de los detalles sobre los límites, el precio y el modelo de compra de activos a las entidades financieras y también le transmitió su intención de que sea el Banco de España la institución "fundamental" encargada de la ejecución de esta adquisiciones. En esta línea, Rajoy solicitó que haya un mecanismo de control parlamentario de los 150.000 millones de euros que forman parte de estas medidas, más de 25 billones de "las antiguas pesetas". Insistió en que hay que garantizar que ese dinero se destina a las familias y a las pymes.

Apoyo. Tras subrayar que se trata de "medidas excepcionales" que se adoptan en el marco de decisiones de la UE, afirmó que el PP tiene "buena voluntad" para apoyarlas, pero precisó que las decisiones sobre esos recursos "no pueden quedar única y exclusivamente en manos del Gobierno". "Es de cajón", exclamó Rajoy.

En cuanto al Pacto de Toledo, firmado por los partidos en la quinta legislatura y considerado como piedra angular del Estado de Bienestar en España y garantía del funcionamiento del sistema de pensiones, Zapatero destacó que quiere convocarlo antes de 15 días para que todos, incluidos empresarios y sindicatos, empiecen a "trabajar con urgencia" en el cuidado del sistema de la Seguridad Social. La última revisión del pacto se hizo en 2003 y se acordó convocarlo cada cinco años.

La reunión tuvo lugar después de que el presidente del Gobierno consiguiera soliviantar a los senadores del PP en la sesión de control a la Cámara Alta al echarles en cara su "juego hipócrita" durante un agrio "diálogo" a gritos por la supuesta capacidad del PP para predecir la gravedad de la crisis.

  • 1