Local

PSOE y PP ensayan un (bronco) debate de la Nación

Zapatero exige a Rajoy que «se moje» y se deje de «vaguedades».

el 23 jun 2010 / 19:14 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ayer en la sesión de control.

A poco más de 20 días para el debate sobre el Estado de la Nación, PSOE y PP escenificaron ayer en la sesión de control al Gobierno un ensayo general. Si el próximo 14 y 15 de julio la disputa política discurre por los mismos derroteros, será una pugna agria y tensa.


Nada menos que 33 segundos permanecieron los diputados socialistas, puestos en pie, aplaudiendo con fuerza al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, tras el vivo "cara a cara" que mantuvo ayer con el líder del PP, Mariano Rajoy.


Muy lejos del aplauso incompleto y casi de cortesía que Zapatero recibió de los socialistas el 12 de mayo después de anunciar su duro plan de ajuste, el líder del PSOE se ganó ayer la entusiasta ovación de los suyos después de echar en cara a Rajoy que nunca se moje con propuestas ni asuma responsabilidades. Rajoy le había planteado su consabida crítica sobre el hábito del presidente a decir una cosa y su contraria, y como ejemplos había puesto las pensiones, la reforma laboral, el sueldo de los funcionarios o los impuestos. "¿Usted se cree que se puede gobernar así y que genera un mínimo de confianza una persona que actúa así?", preguntó.


Para responderle, Zapatero recurrió a su también frecuente argumento de que Rajoy "ni afirma ni se contradice" porque jamás hace propuestas en los asuntos capitales, léase reforma laboral o reducción del déficit.


"Su discurso se reduce a criticarme a mí y en el resto a pasar por alto... de todo, a no mojarse en nada y a vaguedades", proclamó mientras aumentaba el alboroto en los escaños.
Nuevo turno para Rajoy, en el cual el líder del PP le reprochó que recurriera al "topicazo", si bien aceptó su reto y pasó a relatarle, unas tras otra, hasta cinco propuestas: le pidió que no congele las pensiones, que no suba el IVA, que incluya en la reforma laboral la negociación colectiva y la formación, que no baje el sueldo de los funcionarios ni suba los impuestos.


Zapatero encontró una buena estrategia de contraataque en esas propuestas de Rajoy, porque todas comenzaban con un "no" y se lanzó sin piedad contra su contrincante. "No ha hecho más que confirmar lo que he afirmado; usted ha dicho ‘no haga esto', ‘no haga esto', siempre oponiéndose a cualquier cosa", le respondió entre aplausos del grupo socialista, muchos de cuyos miembros apuntaban con el dedo como diciendo "ahí, ahí".


Entonces el presidente le recriminó que no plantee alternativas a nada. "Porque hay que mojarse, señor Rajoy, hay que mojarse", enfatizó, animado por su grupo parlamentario. Y para concluir: "Usted no se quiere mojar porque usted cree que así irá sobrevolando, navegando por encima de la ola, y ya le digo desde aquí que no, porque la gente le conoce, le tiene calado".


Zapatero, que recortará este verano sus vacaciones al máximo entre otras cosas para votar la reforma laboral, aseguró también que la reforma del sistema de pensiones será la que acuerde el Parlamento, aunque tanto Rajoy como el resto de la oposición pusieron en duda que respete el Pacto de Toledo.
Tanto gustó a los del PSOE la intervención de su líder que no dudaron en ponerse en pie para ovacionarle, con unas ganas que no se veían en el hemiciclo desde hace tiempo. Claro que, si es por computar segundos de aplausos, los socialistas ganaron por poco a los populares, ya que a Mariano Rajoy los diputados del PP le habían obsequiado no ya con 33, sino con 31 segundos de fuertes palmas. Eso sí, sentados en sus puestos.


Anteriormente a la sesión de control, Zapatero hizo un balance satisfactorio de la presidencia española de la UE y se defendió de la oposición parlamentaria que denunció la "intervención" de la economía española: "seis meses después, el prestigio de España afortunadamente está a salvo". Zapatero compareció ante el pleno para informar de las conclusiones del Consejo Europeo de la pasada semana y para repasar los principales logros de sus seis meses al frente de la presidencia de turno de la UE y que concluyen el día 30. La oposición en bloque suspendió el semestre de presidencia española.

  • 1