Local

PSOE y PP escenifican su unidad tras la matanza planeada por ETA

Todos los partidos políticos, sin excepción, firmaron en el Congreso la que es la primera declaración institucional sin fisuras. La condena fue, en esta ocasión, unánime.

el 15 sep 2009 / 04:48 h.

TAGS:

Todos los partidos políticos, sin excepción, firmaron en el congreso la que es la primera declaración institucional sin fisuras. La condena fue, en esta ocasión, unánime. Y es que tal y como se recoge el refranero, a la tercera va la vencida.

Las muertes de Isaías Carrasco dos días antes de las elecciones generales y la de dos guardias civiles en Capbretón en diciembre de 2007 no lograron el consenso que se demostró el martes en la cámara baja.

Los partidos reunidos tras el último atentado etarra se comprometieron en esta ocasión a "responder con unidad y firmeza" a ETA y han acordado "combatir con coraje y fortaleza democrática" a la banda hasta "derrotarla definitivamente a través de la fuerza exclusiva del Estado de Derecho".

En estos términos está redactado el texto del documento firmado por todas las fuerzas políticas y leído por el portavoz socialista, José Antonio Alonso. Sus firmantes son el PSOE, PP, CiU, PNV, ERC, BNG, CC, IU, ICV, Na Bai y UPyD, así como los sindicatos CCOO, UGT y USO, y las patronales CEOE-CEPYME.

"ETA vuelve a desafiar a los demócratas y, de nuevo, queremos decir que los terroristas jamás conseguirán sus objetivos", añade la declaración, en la que se advierte a los autores de la muerte de Juan Manuel Piñuel que "sólo les espera la aplicación de la ley, la acción policial y el ejercicio de la justicia".

El documento ha sido acordado en una reunión de apenas media hora que ha propiciado una foto poco habitual en los últimos años: los representantes de todos los partidos sin excepción, juntos y sin expresar matices, para presentar una declaración unánime contra ETA.

"Los firmantes vamos a seguir defendiendo la vida y la libertad, y vamos a combatir con coraje y fortaleza democrática a la organización terrorista ETA hasta derrotarla definitivamente a través de la fuerza exclusiva del Estado de Derecho", dice uno de sus párrafos. Además de condenar el último "atentado criminal" de ETA y de expresar su condolencia y solidaridad con la familia del guardia civil fallecido, las fuerzas políticas y los agentes sociales destacaron que los terroristas han asesinado "a un servidor público, a un defensor del Estado de Derecho".

Por ello, interpretaron su muerte como un nuevo desafío a los demócratas, ante el cual advierten a los terroristas de que "jamás conseguirán sus objetivos" porque les aseguraron que "no doblegarán ni nuestro empeño de acabar con esa organización ni nuestras profundas convicciones democráticas en defensa del Estado de Derecho".

En este sentido, remarcaron que "a los autores de este atentado y al resto de terroristas sólo les espera la aplicación de la ley, la acción policial y el ejercicio de la justicia". También manifiestaron que el agente de Legutiano ha sido una "víctima inocente de la barbarie de ETA" que cumplía "con su deber de proteger la vida y los derechos de todos los ciudadanos".

El documento incluye otro párrafo en el que todos los partidos apoyan y respaldan la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y concluye con un llamamiento a los ciudadanos para que respondan "democrática y serenamente" al atentado.

  • 1