Local

PSOE y PP llegan al insulto ante una cita clave en el Parlamento

El Parlamento andaluz acoge hoy un pleno extraordinario con dos asuntos en el orden del día: recortes y cajas.

el 21 jul 2010 / 20:12 h.

TAGS:

El Parlamento andaluz acoge hoy un pleno extraordinario con dos asuntos en el orden del día: recortes y cajas. El Gobierno de José Antonio Griñán ha solicitado su comparecencia para fijar posiciones ante la próxima reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (prevista para final de mes pero todavía no convocada por el Ministerio de Economía), que tendrá que aprobar los planes de contención del déficit de las comunidades para el próximo año y ante la elaboración del próximo Presupuesto.

Tras este enunciado formal hay una estrategia política a la defensiva. Los socialistas han decidido reabrir el Parlamento para plantar cara a la dura ofensiva que está llevando a cabo el PP sobre los recortes sociales. Será un día duro para el Ejecutivo, aún resentido del golpe por Cajasur y cuando se suceden desde la oposición las acusaciones de falta de peso político de Griñán. El PP pedirá hoy que se depuren responsabilidades por el fracaso del guión oficial para la gran caja.En la víspera, el tono se ha elevado cruzando incluso la raya de lo políticamente correcto. Los socialistas acusaron directamente a Arenas de "ladrón".

La historia se remonta al último pleno: 24 de junio. El líder del PP andaluz, Javier Arenas, aprovechó su careo con Griñán para sacar a la luz un documento oficial que recogía las principales propuestas anunciadas por el Gobierno para reducir el déficit público, pero también una serie de recortes sociales que no habían sido mencionados. En concreto, el documento que llevó la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, a Madrid y que aprobó el CPFF a finales de junio, contempla un apartado de "Adecuación temporal de la puesta en marcha de nuevos servicios y prestaciones en función de las disponibilidades presupuestarias".

La Junta aplaza hasta 1.400 millones de euros sobre todo en educación -posponiendo la llegada de nuevos profesores, la renovación de los libros de textos gratuitos, la implantación de programas estrella como el bilingüismo o la creación de plazas de guarderías- y sanidad -aplazando la construcción de nuevos hospitales-, entre otras materias.

Desde entonces, el PP ha desplegado toda su artillería exprimiendo ese documento y deteriorando uno de los marchamos socialistas: las políticas sociales. La gota que colmó el vaso fue una reunión con los líderes sindicales Manuel Pastrana (UGT-A) y Francisco Carbonero (CCOO-A), que en plena campaña para la huelga general se alinearon con el PP contra esos recortes.

En su contraataque, los socialistas y el Gobierno andaluz se han dedicado a restar valor a la propuesta de recortes presentada por Martínez Aguayo. Aseguran que son "previsiones" que dependerán del futuro escenario económico y que no responden a un acuerdo del Gobierno ni del Parlamento. En esa operación de marcar distancias, la mayor damnificada ha sido la consejera de Hacienda, responsable del documento de marras. El PP pide su dimisión si es que el Gobierno va a "enterrar" sus propuestas.

Hoy en el pleno tocará encarar propuestas y los socialistas pondrán el acento en la falta de alternativas del PP, que ha emprendido una campaña verbal muy agresiva pero sin detallar cómo ellos contendrían el déficit. El tono en la víspera de la cita cruzó la línea roja.

El portavoz socialista, Mario Jiménez, acusó a Arenas de "robar y descontextualizar los papeles de un entorno institucional". "Arenas no tiene escrúpulos en manejar mercancía robada y en manipularla", dijo además. La portavoz del PP-A, Esperanza Oña, le replicó que si piensan que fue un robo acudan al juzgado y si no exigió al socialista que se retracte. Oña recordó que el mismo Griñán, cuando Arenas le sorprendió con el documento, dijo que era "público y notorio". "El Gobierno es una tropa a la deriva, sin capitán", dijo la popular.

Desde IU, Diego Valderas exigiño a la Junta que acabe con su "vodevil de dimes y diretes" y de documentos contradictorios en cuanto a los recortes sociales, actúe "con transparencia y elimine los recortes ocultos" en política social.El Gobierno andaluz también fijará su posición sobre la reforma de la ley de cajas. Un cambio legal sobre el cual el Ejecutivo de Zapatero ni consultó ni informó al Ejecutivo de Griñán.

  • 1