PSOE y PP se ‘adueñan’ de los fondos europeos para el empleo joven

La presidenta Susana Díaz reivindica su plan contra el paro juvenil, y Moreno le recuerda que Rajoy y la UE son quienes lo están pagando.

el 15 may 2014 / 23:28 h.

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ayer, con militantes y simpatizantes de La Línea de la Concepción (Cádiz). / EFE La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ayer, con militantes y simpatizantes de La Línea de la Concepción (Cádiz). / EFE Los fondos para luchar contra el paro, la principal preocupación de los ciudadanos, se pueden bruselizar, nacionalizar o regionalizar. Los partidos políticos en esta campaña a las elecciones europeas están jugando al despiste, por eso ayer el presidente del PP-A, Juan Manuel Moreno, y la presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, coincidieron (en lugares distintos de la geografía andaluza) hablando de planes de empleo juvenil, cada uno atribuyendo el mérito a sus respectivos partidos. En el Parlamento, Díaz defendió el programa que acaba de convalidar la Cámara, con 200 millones de euros, destinado a crear 25.000 puestos de trabajo para jóvenes de entre 18 y 29 años. Y Moreno, durante un acto de las Nuevas Generaciones del PP en Córdoba, aseguró que «quien pone los recursos para que lo jóvenes salgan del paro son, sin lugar a dudas, el Gobierno y la Unión Europea», que aportan a partes iguales 231 millones de euros al plan de empleo juvenil puesto en marcha por la Administración autonómica. «Pese a que la presidenta Díaz habla todos los días de empleo juvenil», dijo, y celebra que a Andalucía vayan a llegar 462 millones de euro en políticas de empleo para este segmento poblacional, lo cierto es que «231 millones vienen de la UE y otros 231 del Gobierno de la Nación». «Así que quien pone recursos para que los jóvenes salgan del paro, sin lugar a dudas, es el Gobierno de Mariano Rajoy y la UE», remarcó. Moreno es líder del PP-A desde hace menos de cuatro meses. Está haciendo una campaña maratoniana a las elecciones europeas del 25 de mayo, con una media de tres actos diarios, a pie de calle, en una cooperativa, en un pueblo, en una asociación vecinal o en un foro más concurrido de una ciudad, como ayer en Córdoba. La estrategia del partido es la intensidad (siempre lo hacen) pero esta vez también le acompañan dirigentes nacionales que le sirven de escuderos, dado el escaso conocimiento que tiene entre los andaluces, sobre todo en algunas de las áreas rurales y del interior que está visitando. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, el expresidente del PP-A, Javier Arenas, el cabeza de lista a las europeas, Miguel Arias Cañete, y ayer, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. Durante el acto en Córdoba, la número dos del partido abogó por avanzar hacia una UE con «menos burocracia» y «más dedicación a las personas», y animó a los jóvenes a votar en las europeas para «poder decidir el futuro». Cospedal recordó que el último presupuesto comunitario es «menor en términos absolutos» al anterior, si bien España «ha traído más fondos» gracias, a su juicio, al Gobierno de Rajoy. La secretaria general del PP puso de ejemplo los cerca de 2.000 millones para empleo joven y advirtió de que en los últimos 45 años España está entre los cinco países del mundo «que más ha crecido y eso se debe de manera muy importante a la pertenencia a la UE». La mitad de las infraestructuras de España se han construido gracias a fondos comunitarios, añadió, aunque se quejó de que «se hayan administrado mejor en un sitio que en otros». MORENO VISITA EL MERCADO DE LAS ATARAZANAS EN MÁLAGA El líder del PP-A, Juan Manuel Moreno, saluda a un frutero del mercado de las Atarazanas en Málaga. / EFE La presidenta Díaz estuvo ayer en un mitin en La Línea de la Concepción (Cádiz), donde volvió a remarcar la necesidad de «ganar de nuevo las elecciones en Andalucía». Su obsesión es que el PSOE vuelva a ser la fuerza más votada en esta región, y rompa un ciclo de tres derrotas consecutivas. «Debemos asumir la responsabilidad de cambiar las cosas, volver a esa Europa que soñamos en 1986 y hacer políticas mirando a los ciudadanos», señaló. La presidenta andaluza animó a votar a los socialistas para «frenar a los gobiernos cuando quieren quitarle derechos a los ciudadanos, privatizar hospitales o tocar la educación, que es la igualdad de oportunidades». «No podemos mentir para que la gente nos vote», dijo la dirigente socialista, que entiende que los ciudadanos están «cabreados con razón» porque el PP ganó las elecciones hace dos años y medio «mintiendo para que les votaran», consiguiendo «una mayoría amplia para luego utilizarla contra la mayoría de los ciudadanos generando sufrimiento». Izquierda. El líder de IU, Antonio Maíllo, arrancó ayer finalmente la caravana de campaña, dirección Martos (Jaén), donde tuvo un encuentro con dirigentes y militantes. El coordinador regional aprovechó su paso por Jaén, la provincia más agrícola de Andalucía, para destacar la importancia de la Política Agraria Común (PAC). Maíllo explicó que su formación propone un cambio en el que se incentive las ayudas a las tierras que producen y en los planes de apoyo al mundo rural, defendió una modificación del reparto actual y criticó que el PP haya reducido más del 10% los fondos del reparto territorial para los próximos seis años. Más tarde, en un acto en Torredonjimeno con 200 personas, Maíllo denunció que PSOE y PP «no son lo mismo, pero han hecho lo mismo» y han consensuado «las reglas del juego» en la UE, que son las que determinan en buena parte las políticas que se llevan a cabo desde los gobiernos y las administraciones públicas. «Frente al bipartidismo, la gente de IU se moviliza y lleva la cabeza muy alta por haberse revelado ante las dos últimas reformas laborales y los recortes sociales», dijo. Centro. El portavoz de UPyD en Andalucía, Martín de la Herrán, no se anduvo ayer por las ramas y atacó directamente a la yugular de los socios del Gobierno andaluz (PSOE e IU), a los que censuró por anunciar la reforma de la Ley Electoral en la comunidad: «Es un espectáculo propagandístico pactado», dijo y les pidió que voten a favor de la Iniciativa Legislativa Popular que defenderá su formación en el Parlamento y que está «refrendada por más de 58.000 firmas de andaluces».  De la Herrán también recriminó la actitud de PSOE e IU por estar en «una eterna campaña electoral repleta de falsas promesas», alegando que «ya está bien de engañar a los ciudadanos, de tomarnos el pelo». Censuró a estas dos formaciones porque sólo se ponen de acuerdo para «preservar su poder en Andalucía, sin solucionar los problemas de los ciudadanos, como son el paro y la corrupción». Sin embargo, aseguró que UPyD, a pesar de no tener representación, va a presentar en el Parlamento y en los ayuntamientos andaluces «un plan integral para crear empleo estable», que también elevarán al Parlamento europeo y que ya incluye el programa electoral con el que concurre UPyD a los próximos comicios del próximo 25 de mayo. Según detalló, dicho plan incluye «medidas que persiguen acabar con las imperdonables e injustificables cifras de desempleo, poner fin a la precariedad, la temporalidad y al alarmante paro juvenil y reformar el modelo productivo». Entre las propuestas, destaca el establecimiento del contrato único indefinido con indemnización progresiva en función de la antigüedad y los contratos temporales únicamente estarían justificados para sustituciones. Por su parte, Ciudadanos hizo ayer un gran despliegue en Andalucía, estuvieron el presidente de la formación, Albert Rivera, y el candidato a las europeas, Javier Nart. Rivera consideró que Andalucía es «clave» para que su partido pueda llegar al Parlamento Europeo e insistió a que se salga a votar el próximo 25 de mayo porque «desde el sofá no se cambia un país». Explicó que Ciudadanos es un partido, y sobre todo un movimiento social, que «defiende valores», que cuenta con un proyecto civil para España y que pide convertir la indignación en un voto democrático. «PP y PSOE juegan a que no se haga campaña, a que no se vote, pero no se queden en casa, así no se cambia un país y tampoco se hace sólo protestando, hay que canalizarlo en una urna democrática”, pidió los andaluces. Apuntó en el tercer aniversario del 15M, conocido como movimiento de indignados, que «hoy hace falta un movimiento de ilusionados». «La indignación es necesaria y es cortoplacista, luego la ilusión y la esperanza son las que perduran para cambiar las cosas», subrayó. Por su parte, Nart criticó la corrupción de la casta política en España y reclamó que durante la campaña electoral se debata sobre aspectos concretos y no se conviertan los mítines en «latiguillos electorales».

  • 1