PSOE y PP se emplazan al diálogo pero se ponen zancadillas en la negociación

La presidenta de la Junta recibirá al flamante líder de los populares en San Telmo «pronto» y espera abrir una nueva etapa en las relaciones con la oposición.

el 03 mar 2014 / 23:33 h.

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, de visita en Almería; y el presidente del PP andaluz ayer en una reunión con su equipo. / Jose Manuel Vidal/ Carlos Barba (Efe) La presidenta de la Junta, Susana Díaz, de visita en Almería; y el presidente del PP andaluz ayer en una reunión con su equipo. / Jose Manuel Vidal/ Carlos Barba (Efe) I. Morillo / D. Cela La presidenta de la Junta, Susana Díaz, y el líder del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, se entrevistarán en San Telmo «pronto» en cuanto la agenda de la líder socialista, que viaja a Berlín esta semana, lo permita. Fuentes del Gobierno andaluz aseguraron ayer que el encuentro entrará dentro de la «total normalidad» que debe presidir las relaciones entre el Ejecutivo y la oposición. Por la mañana, el flamante líder del PP andaluz se quejaba en los medios de que Díaz aún no lo hubiera llamado. En Presidencia esperan cerrar el encuentro hoy. Es el prólogo de una nueva relación que marcará el pulso político de la comunidad en los próximos meses. De momento, la desconfianza preside las relaciones. Ayer casi en simultáneo los números dos de PSOE y PP comparecían con guión similar. Ambos dirigentes secundaban las ofertas de diálogos de sus jefes y se ofrecían la mano tendida por Andalucía. A la vez, se ponían zancadillas con una batería de preguntas retóricas y condiciones imposibles. El clásico «y tú más». El flamante presidente del PP andaluz cerró el congreso que lo consagró como líder con la mano tendida al diálogo y una llamada a la presidenta Díaz para sentarse a cerrar acuerdos en temas clave para Andalucía como el empleo, la regeneración política, la reforma fiscal o la reforma de la administración. Es casi el mismo guión que hace 40 días puso sobre la mesa la dirigente socialista en un debate al comienzo del curso parlamentario. Entonces, el 22 de enero, el PP ignoró el ofrecimiento en pleno maremágnum de su proceso sucesorio. Ayer la presidenta insistió en que «ahora es el momento» de que los tres grupos parlamentarios se sienten y «arrimen el hombro». La secretaria general del PP andaluz, Dolores López, no aclaró ayer si el grupo popular volverá a la mesa por la regeneración política de la que se levantó en mayo de 2013, después de que se filtraran parte de las negociaciones y los contenidos de la Ley de Transparencia que acaba de llegar a la Cámara. López insistió en que están dispuestos «siempre que se trate de transparencia real» y no sea un «paripé». No se sabe si aceptarán que las negociaciones se desarrollen en el Parlamento, donde Moreno Bonilla no tiene escaño. Allí quiere circunscribir el diálogo el PSOE. La dirigente popular se preguntó cuándo la Junta se va a personar en el caso de las facturas falsas de UGT o cuándo va a contestar todas las preguntas parlamentarias de la oposición que están sin responder. Defendió que los diputados populares han tenido todos colgados en internet su declaración de la renta y que el PP ya ha publicado su contabilidad, tras el escándalo del caso Bárcenas y Gürtel. Pero eludió aclarar si, como pide el PSOE, Moreno publicará su declaración de la renta y la de su pareja y si accederán a publicar las cuentas del partido de la última década. En cualquier caso, al poco de sentarse en el sillón de presidente del PP andaluz recibirá una carta de la comisión ejecutiva regional del PSOE instándole a hacer públicas las cuentas de su partido de los últimos diez años, una propuesta que los socialistas ya llevaron al Parlamento y que la anterior dirección del PP-A rechazó. «Los partidos no tienen nada que ocultar, si no cobran sobresueldos, que lo digan claramente», dijo ayer el secretario de organización del PSOE-A, Juan Cornejo, quien además animó al líder popular a colgar de la web de su partido su declaración de la renta y de bienes, «y la de su señora», que trabaja en el Ayuntamiento de Madrid como gerente de distrito. Díaz, el resto de miembros del Ejecutivo andaluz y sus respectivas parejas hicieron públicas sus declaraciones de la renta y de bienes hace seis meses, al poco de tomar posesión la presidenta de la Junta. Fue un compromiso personal de la presidenta, recalcando que no tenía obligación de hacerlo ni ella ni su marido, pero en aras de la transparencia y dado el distanciamiento de la ciudadanía respecto a la clase política, pidió «un esfuerzo» a los suyos. Los consejeros respondieron de inmediato, los 12 parlamentarios de IU también lo hicieron por su cuenta (aunque subrayaron que la medida no era significativa, porque «lo negro no se declara»), sin embargo los 47 diputados del PSOE aún no lo han hecho. Preguntado sobre si los socialistas están dispuestos a dejar las cuentas de su partido de la última década al descubierto, Cornejo respondió que «primero que responda el PP». Todo Marketing El coordinador general de IU, Antonio Maíllo, reclamó al líder del PP-A, Juan Manuel Moreno, que hable de empleo con el presidente Mariano Rajoy «con quien tiene hilo directo», después de que el popular ofreciera a la presidenta de la Junta alcanzar una serie de pactos para resolver los problemas de la comunidad, entre ellos el desempleo. Maíllo aseguró que habría que preguntarle a la presidenta de la Junta si va a recibir o no al nuevo líder del PP-A. «Yo no intervengo en su agenda ni ella en la mía», afirmó. Consideró que el nuevo presidente del PP-A se estrena con «un brindis al sol» y con una estrategia «sin contenido político, basada en el marketing y la sonrisa», ha afirmado que estas dos últimas cuestiones, marketing y sonrisa, se han extendido en los últimos tiempos en el bipartismo, en alusión a la presidenta de la Junta.

  • 1