Cultura

Puccini se instala en el Maestranza

‘La Bohème’ se pone a punto para su estreno de este jueves.

el 06 dic 2010 / 19:49 h.

Lunes, ocho y media de una tarde de perros. Con media Sevilla en casa dejándose el ingenio de cada año en travestir la casa de Navidad y otra media en pijama degustando el menú televisivo, aún queda una minoría con ganas de trabajar pese a ser festivo.

Y no son los del sector de la hostelería ni los chinos, sino el amplio elenco que durante ocho inolvidables funciones de lleno total -porque ya se ha vendido el papel desde hace días- retrotraerá al Teatro de la Maestranza hasta el mismito siglo XIX, el del romanticismo no exento de drama salido del imaginario del gran Puccini. El título: La Bohéme.

"Se trata de una ópera de cuatro actos, basada en escenas de La vida bohemia de Henri Murger (1822-1861), en el que el drama y el romanticismo son los componentes principales de la producción", informa el coliseo del Paseo de Colón.

Vamos, un giro copernicano con respecto a lo disfrutado no hace mucho con la fantástica producción de El oro del Rin de Wagner a cargo de La Fura, en la que los efectos especiales y los recursos tecnológicos tenían tanto que decir.

En La Bohéme se vuelve a la ópera de siempre, la del cartón piedra, las indumentarias lujosas y el cuidado exquisito de cada detalle para recrear el ambiente en que se desarrolla la trama.

Trama que traslada al espectador hasta el París de la primera mitad del siglo XIX. En esa atmósfera se relatarán las andanzas de cuatro amigos que comparten un ático cochambroso: el poeta Rodolfo, el artista Marcello, un músico alegre llamado Schaunard y el filósofo algo gruñón Colline.

Ese cuarteto bohemio y pobretón de dinero, que no de espíritu, está lleno de pasión y de ansias de vivir, las mismas que trasladarán al espectador durante la Nochevieja que pasarán en el Café Momus, lo que sin saberlo cambiará sus vidas.

En ello tendrá su parte de responsabilidad la presencia de Mimí, la modista y amante de Rodolfo, en este caso intepretada por la soprano Ainhoa Arteta, uno de los alicientes de la ópera que este jueves se estrena.
La producción lleva la firma de John Copley según un montaje que se estrenó por primera vez en el Covent Garden de Londres en 1973 y que, desde entonces, no ha parado de girar.

Las ocho funciones de Sevilla serán asumidas por dos repartos encabezados por Ainhoa Arteta y Massimo Giordano en un caso y por Carmela Remigio y Fernando Portari en el otro.

  • 1