viernes, 14 diciembre 2018
20:30
, última actualización
Deportes

“Pueden llamarme lo que quieran, no entiendo español”

Scott Roth salió al paso con torería de los gritos de la grada contra su gestión al frente del equipo. Insiste, una vez más, en que su única preocupación es que los jugadores jóvenes progresen a sus órdenes.

el 13 nov 2014 / 11:09 h.

Scott Roth y sus ayudantes siguen en el banquillo el partido ante el Nymburk   / Reportaje gráfico: inma flores Scott Roth y sus ayudantes siguen en el banquillo el partido ante el Nymburk / Inma Flores Por las circunstancias que ya se han repetido mil veces, Scott Roth aparece en la sala de prensa muy de vez en cuando. El estadounidense es un personaje con muchas tablas y que no se viene abajo cuando las cosas vienen mal dadas. Su rueda de prensa de ayer, llena de ironía y de sentido del humor, hizo casi tanto o más que una victoria. Acercó al verdadero Roth a los periodistas presentes y dejó claro que es una persona muy difícil de doblegar. Su valoración del partido hizo hincapié en algunos de los errores que cometió durante los 40 minutos: “Las pérdidas de balón nos han matado. Les hemos permitido hacer unos cuantos contraataques y nos han castigado con jugadas de dos más uno”. El técnico del CB Sevilla no quiso pasar por alto el rendimiento que dio el Nymburk en San Pablo: “Me ha parecido un buen equipo, que sabe jugar con inteligencia y que tiene un muy buen entrenador”, aseguró. Sin embargo, la parte más jugosa de la entrevista llegó cuando le cuestionaron sobre los gritos de protesta de parte de la grada y la bronca con la que fue despedido al finalizar el encuentro. Como los buenos toreros, Roth se puso delante del animal y tiró de muñeca para sortear la embestida: “Sabes una cosa, yo no sé español, así que me pueden llamar lo que quieran que a mí me da igual. Llevo muchos años en esto. Ya lo dije el otro día en la entrevista a El Decano. No siento la presión, no soy un cirujano que opera para salvar una vida”. Crecido ante el primer pase, el estadounidense continuó con la faena: “Que dicen algo sobre mi madre, pues muy bien. También lo han dicho sobre la madre de Phil Jackson o la de Pat Riley. La gente que viene al pabellón paga y tiene todo el derecho a decir lo que quiera. A mí no me preocupa. Mi principal interés es que los jóvenes (Willy, Nico, Porzingis o Balvin) se conviertan en mejores jugadores en todo este tiempo”. Roth también tuvo tiempo para hablar sobre la actualidad del equipo. En primer lugar, aseguró que no tiene preferencia alguna sobre el tipo de jugador que debe sustituir a Jacob Pullen: “Es algo que está en manos de José Luis. Tengo total confianza en él, así que no tengo nada que decir”. Al respecto de Pullen, el técnico prefirió no opinar sobre un jugador que ya no forma parte de la plantilla de su equipo. Respecto al futuro más inmediato se muestra confiado: “Yo estoy muy contento por la forma en que trabajan mis jugadores. El partido ante el Estudiantes será otra oportunidad de demostrar su valía”.

  • 1