Local

Puedes salvar una vida

Hoy puede tener la oportunidad de ayudar a alguien que lo necesita. Un sencillo acto como es la donación de la sangre puede hacer que hoy salve la vida de una persona o que le acompañe en su curación. ¿Va a perder esta oportunidad?

el 17 ene 2010 / 20:33 h.

TAGS:

El autobús de donaciones en La Campana.
Cualquier día es bueno para salvar una vida y si además es fácil mucho mejor. Con un simple acto, que en la mayoría de los casos a penas dura 15 minutos, usted puede hacer que una persona siga adelante.

Con el eslogan Done sangre, done vida, las autoridades hacen campaña para que los ciudadanos nos acerquemos al centro de transfusión o aprovechemos las cientos de ocasiones que se realizan las diferentes campañas. ¿Quién no ha visto alguna vez el bus de donación de sangre en un centro comercial o en una plaza? Si quiere ayudar a alguien, desde luego que ya no tiene excusas.

Pero ¿por qué es tan importante donar sangre? La razón más importante es que es un medicamento vital y, sobre todo, que no se puede fabricar. Por ello es muy importante mantener unas reservas, ya que en caso de una emergencia no sólo se pueden tener las necesarias para la vida diaria del hospital. Es muy normal que cualquier persona en un momento de su vida necesite una transfusión, ya sea por una operación, un accidente, algún tipo de enfermedad...

Si aún está indeciso le contamos qué se encontrará cuando llegue al centro. Todas las donaciones tienen los mismos paso a seguir: primero tendrá que rellenar un cuestionario previo; no se preocupe que no es largo. En él tendrá que facilitar los datos personales y responder a unas sencillas preguntas sobre su salud.

Después pasará con un médico, que le hará un pequeño reconocimiento para saber si puede donar en ese momento o no. Y una vez que el facultativo dé su visto bueno, se procede a la donación en sí. Normalmente suele durar unos diez minutos, aunque depende de cada persona. Luego viene el mejor momento, el del refrigerio: le ofrecerán todo tipo de refrescos, dulces y bocadillos para que recupere las fuerzas. Un final perfecto para compensar una buena obra.

Eso sí, no todas las personas pueden ser donantes de sangre, porque existen unos requisitos indispensables que se deben respetar en todo momento: tener más de 18 años, pesar como mínimo 50 kilos y gozar de buena salud en general. Y en caso de ser mujer no estar embarazada.

Ya puestos puede ir incluso más allá: si pertenece a un colectivo, ya sea una hermandad, una asociación de cualquier tipo (de vecinos o un equipo de fútbol) y desea organizar una donación sólo tiene que ponerse en contacto con el centro y concertar una cita con la unidad móvil.

El único requisito es que debe asegurar un mínimo de 25 o 30 personas para donar. En todos lo casos se trasladará un médico, un celador y como mínimo un enfermero, que atenderán a las personas en el lugar indicado.

La donación de sangre es un acto totalmente altruista por parte del donante, sin embargo siempre tienen preparado algún detalle para todo aquel que decide llegarse, así como el parking gratuito, algo que se agradece.

  • 1