Cofradías

Puente directo al sueño

La patrona de Camas pisó ayer por primera vez el Centro arropada por sus vecinos en un traslado caluroso y emotivo. La Virgen recibirá este mediodía la corona de manos de Asenjo

el 14 jun 2013 / 22:53 h.

La patrona de Camas, la Virgen de los Dolores, camino de la Catedral desde la Capilla de los Marineros de Triana. / J.M. Paisano (ATESE) La patrona de Camas, la Virgen de los Dolores, camino de la Catedral desde la Capilla de los Marineros de Triana. / J.M. Paisano (ATESE) Tendrán que pasar muchos años –más bien décadas– para que los vecinos de Camas olviden los días “históricos” que están viviendo en la capital con motivo de la coronación de su patrona. “Esto no lo soñábamos nosotros”, reconocía entre lágrimas un hermano veterano en la delantera del palio minutos antes de que éste se levantara por primera vez y asomara a una calle Pureza a rebosar. Y es que “poder pasear por Sevilla” a la Virgen que tanto quieren y que “todo el mundo” conozca la devoción que le tiene el pueblo es “alcanzar un sueño impensable”, como llegó a resumir el hermano mayor de la hermandad del Gran Poder de Camas, José Manuel Marín. Así, el mismo día en que se cumplían 20 años de la visita del Papa Juan Pablo II al Rocío, en pleno corazón de Triana, en la capilla de los Marineros, se escribía un nuevo capítulo de la historia mariana. La Virgen de los Dolores, una imagen extracapitalina, ponía rumbo a la Catedral para recibir la corona de manos de Asenjo. No iba sola, ni mucho menos. Le acompañaba el calor de su gente, que, de nuevo –ya lo hizo el miércoles con el traslado por la Vía Verde–, dejó las comodidades para arropar a la patrona en los gozosos prolegómenos de este acontecimiento. Había tantas ganas, que la cruz de guía salió unos minutos antes del horario anunciado (19.30 horas). Ello propició que la gente rompiera en aplausos y que los nervios afloraran por el rostro, compartiendo surcos con la oxigenación de la piel al superarse los 36 grados. Un total de 150 hermanos con cirios formaban un cortejo que se salpicaba de estandartes de las hermandades locales y de la Esperanza de Triana, donde Camas ha establecido su embajada. La alegría se extendía a lo ancho y alto de la calle. Colgaduras y colchas en los balcones y muchas caras conocidas, del pueblo claro, en las aceras. “Aquí está toda Camas. No ha quedado nadie allí, pues han aumentado hasta los servicios de autobuses para que venga todo el que quiera”, señalaba María del Carmen, que apenas podía andar en la delantera del palio, donde se sucedían aplausos y vítores mientras sonaba la marcha Esperanza de Triana Coronada a la salida de la dolorosa. El calor se reflejaba en la cera maleable de la candelería y también tras el manto, donde se concentra la devoción más sincera:“La que es camera-camera, y la que no lo es tanto, sabe muy bien lo es la patrona. Es lo más grande que tenemos. Vamos a estar con Ella hasta el último día. Esperemos que Sevilla disfrute como lo estamos haciendo nosotros”, exponía Dolores, que, mientras rodeaba con los brazos a su pequeña para no perderla en la bulla, alargaba una mano para repartir orgullosa estampas con la cara de la Virgen: “¡Qué todos vean lo guapa que es!” Quien no necesitaba estampa era su vestidor. El sevillano José Antonio Grande de León lleva 13 años ataviando a la Virgen, aunque nunca lo ha hecho para Sevilla: “Es algo único, aunque yo quiero verla también por el pueblo”, matizaba mientras la cuadrilla del paso de Cristo ponía el palio en el Altozano, donde nuevamente se producían aplausos y vítores. Ya en el puente, sus vecinos voceaban eufóricos de orilla a orilla: “¡Qué alegría de puente!” Aunque para momento emotivo, el vivido al atisbar la silueta de la Giralda por la calle Placentices: “¡Ya estamos aquí!”, pudo respirar tranquilo un orgulloso hermano mayor. Esta mañana está prevista la misa de coronación a las doce del mediodía en la Catedral. Luego, por la noche, la dolorosa, ya coronada, regresará a la capilla de los Marineros en una procesión que comenzará a las 21 horas y que tomará por plaza Virgen de los Reyes, Triunfo, Archivo de Indias, Postigo, Arfe, Adriano, Pastor y Landero, Reyes Católicos, Puente de Isabel II, Altozano y Pureza. La entrada será a las 1.30 horas. Mañana será llevada en andas a Santa Ana, desde donde partirá el lunes a Camas para seguir con los fastos el sábado con una procesión por el pueblo.

  • 1