Deportes

Pues parecía que el empate les valía

El Betis ganó en Tarragona pero no por su buen juego, al menos ofensivo. En defensa no tuvo problemas, pero claro, no todos los rivales darán tantas facilidades como el Nástic.

el 15 may 2010 / 20:39 h.

El Betis vuelve a creer en el ascenso, pero muy bien se le tendría que dar la cosa para que alguno de los cinco rivales que le quedan le dé tantas facilidades como el Nástic, un equipo que fía su lateral izquierdo a Mingo y reserva el puesto de delantero a José Mari, ahí es nada. Lo inquietante es que el Betis, ante semejante oponente, tardó casi un periodo entero en chutar a portería y casi un partido entero en marcar. Y tuvo que ser de penalti. Lo mejor que hizo el Betis fue defender. Algo influyó el retorno de Nelson, por no hablar de la ubicación de Arzu en el eje. A su lado, hasta Rivas mejoró. Nada complicado, por otra parte, con José Mari como enemigo. Arriba, espesura y diríase que poca ambición. Mediada la segunda parte daba la impresión de que al Betis, lento y horizontal, le servía el empate, pero el Nástic, a base de hacer faltas y más faltas, acabó cometiendo dos en su área. El árbitro vio una (luego se inventó otra) y Emana hizo su penúltimo servicio a la causa. El último será ante la Real Sociedad, que no es el Nástic precisamente.

  • 1