Local

Pujol defiende a sus "amigos" imputados

El ex presidente de la generalitat remarca la honorabilidad de los ayuntamientos catalanes.

el 03 nov 2009 / 22:04 h.

TAGS:

El Gobierno catalán y el ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol (CiU) defendieron ayer la honorabilidad de los ayuntamientos catalanes, a lo que se ha sumado también el actual líder convergente, Artur Mas, que criticó que "algunos pretendan convertir Cataluña en un estercolero".

Mientras, las sospechas hacia algunos ayuntamientos han derivado en nuevas dimisiones: la del coordinador técnico de planificación del Ayuntamiento de Valls (Tarragona), el convergente Genís Carbó, y la del ex concejal de Urbanismo de Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona) Antonio Jiménez, que se ha dado de baja del PSC al estar citado en el auto del juez Garzón por cuestiones vinculadas también a Montcada i Reixac (Barcelona).

En el plano político, el ex presidente Pujol rompió ayer su silencio en Madrid, en donde presentó su segundo volumen de memorias, y, en primera instancia, defendió a sus "amigos" Macià Alavedra y Lluís Prenafeta, en la cárcel por el caso Pretoria. Más allá de mantener su "confianza" en los que fueron estrechos colaboradores suyos en la Generalitat de los años 80, Pujol hizo una encendida defensa de la gestión pública en Cataluña y recordó que Bartomeu Muñoz, alcalde socialista de Santa Coloma, es el primer edil catalán en entrar en la cárcel cuando en toda España ya han entrado una veintena. Al ser preguntado por el "oasis catalán", Pujol comentó que la detención de Muñoz revela que "oasis no hay en ninguna parte".

En esta línea, y también en una conferencia en Madrid, el presidente de CiU, Artur Mas, abogó por construir una sociedad sana basada en el principio de la presunción de inocencia y no en el de culpabilidad y negó que haya una "trama de malhechores" en las cúpulas de CiU y el PSC "como algunos pretenden para convertir a Cataluña en una ciénaga y en un estercolero".

El Gobierno catalán también envió un mensaje de confianza en las instituciones catalanas. El consejero y portavoz ocasional del Consejo Ejecutivo, Ernest Maragall, rechazó que el caso de corrupción en torno a Santa Coloma extienda "la sombra de la sospecha" a todos los ayuntamientos catalanes.

Por su parte, el gerente del Incasòl, Emili Mas, negó que hablara de falsificar facturas de la UE en sus conversaciones con imputados en la trama de corrupción urbanística. También ayer defendió su inocencia el jefe de Planificación Territorial del Departamento de Política Territorial entre 1996 y 2004, Genís Carbó. No obstante ha dimitido como coordinador técnico de planificación del Ayuntamiento de Valls (Tarragona).

  • 1