Local

Pumpido defiende la lucha contra la corrupción y reclama respeto

La Fiscalía tilda de «discretísimo» el aumento del 1,5% de la criminalidad.

el 21 sep 2010 / 20:36 h.

TAGS:

El rey Juan Carlos, junto al presidente del CGPJ, Carlos Dívar, atiende al fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido.

El presidente del Tribunal Supremo y del Poder Judicial, Carlos Dívar, y el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, abrieron ayer el año judicial -en presidente del rey Juan Carlos- y aprovecharon para pedir que no se ponga en cuestión la labor de fiscales, jueces y tribunales.


Este dardo iba directamente dirigido al PP, que en numerosas ocasiones ha cargado contra los miembros de la judicatura española por las investigaciones e imputaciones en el caso de corrupción Gürtel e incluso ha llegado a denunciar la existencia de un "Estado policial" contra los populares.


Tanto Dívar como Conde-Pumpido añadieron que el descontento provocado por la actuación de los tribunales en casos concretos "a veces trasciende el ejercicio del derecho a la crítica de las instituciones públicas para cuestionar, desde bases jurídico-políticas no siempre sólidas, la legitimidad democrática de nuestro modelo de juez". Dívar aludió así, aunque sin citarlas expresamente, a las acusaciones de politización que en los últimos meses ha recibido el Tribunal Supremo (TS) por los procedimientos abiertos contra el juez Baltasar Garzón. También hizo referencia a la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatuto de Cataluña, en la que, según recordó, se reconoce al CGPJ como "único órgano de gobierno de los jueces y magistrados" y solicitó prudencia para acometer la futura reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que encomendará la instrucción a los fiscales.


En esta línea, el fiscal general reclamó a todas las fuerzas políticas y sociales "la confianza y el apoyo unánime de todos los demócratas honestos" al trabajo arduo e imparcial de jueces, fiscales y fuerzas de seguridad en la lucha de la corrupción. Igualmente, consideró (como el pasado año) que la corrupción "no se vincula a una u otra formación política", sino al "abordaje ególatra y lucrativo del poder por parte de sujetos o grupos que sólo militan en su propio afán depredatorio y en el desprecio de la legitimidad democrática".


Leve subida de los delitos. Pumpido también presentó la Memoria de la Fiscalía según la cual los procedimientos por delito incoados en 2009 crecieron un 1,5% respecto al año anterior, al pasar de 4.680.449 a 4.750.913, este aumento es el menor de los últimos cuatro ejercicios.
El número de diligencias abiertas -que con las de la Audiencia Nacional llega a los 4.753.144- se incrementó en 27 provincias y se redujo en las otras 23; mientras que por tipo de delito bajaron los robos, las lesiones y las agresiones sexuales y subieron los homicidios y asesinatos, los impagos de pensiones y las violaciones de los derechos de los trabajadores.


Con estos datos, la Fiscalía calificó de "discretísimo" el incremento del 1,5% en el total de procedimientos abiertos -que atribuye al incremento de la población y a "la creciente complejidad de las relaciones sociales- y explicó que es un dato "esperanzador", ya que es "el más bajo de los cuatro últimos ejercicios".


Por capítulos, los delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico supusieron de nuevo más de la mitad -el 51 %- de las infracciones registradas, con 2.310.147 diligencias abiertas, pero aun así reflejaron una ligera tendencia a la baja. Dentro de este apartado, no obstante, los robos con violencia e intimidación aumentaron un 1,9% hasta los 88.989, mientras que hubo un "claro descenso" de los procedimientos por hurto -un 3,25% menos- y de los robos con fuerza, un 29% menos.

  • 1