Local

Puntos de oro

el 14 mar 2011 / 07:52 h.

TAGS:

Escribía en la previa del Girona-Betis que éste era un partido para reivindicarse. Para dar un golpe en la mesa y ante un rival importante decir muy claro "aquí estamos". Con las dificultades que tuvo el partido por la lluvia, que dejó impracticables algunas zonas del campo, y por el buen rival que tuvo el Betis enfrente, la victoria tiene una enorme importancia. Primero, por lo que significa mirar la clasificación y verse en ascenso. Segundo, por consolidar esa dinámica de victorias que tanto bien hacen a la confianza que tiene en estos momentos el equipo de Pepe Mel.

Tendencias. Durante las "semanas negras" del Betis he recalcado que la serenidad es la única medicina que requería el equipo. Sustancialmente porque los jugadores que tanto habían ganado no podían haberse olvidado, de la noche a la mañana, de sus virtudes. Los equipos entran en rachas positivas y negativas. El Betis está ahora en la que ha dejado el Celta, que cae en picado. Lo deseable es saber los porqués para erradicarlos, porque la fase que viene no admite ni dudas ni derrotas. Empieza a quedar poco margen para recuperarse de los errores.

Oportunidades. La Liga se pone al rojo vivo con el empate (1-1) del FC Barcelona en Sevilla. Se acortan distancias en el liderato y los sevillistas tendrán que jugarse el todo por el todo el próximo domingo en Valencia. Los fallos de valencianistas y villarrealenses dan opción a los sevillistas en la recta final. Todo pasa porque el equipo sea el del segundo tiempo ante el Barça y olvide el que jugó los primeros 45 minutos. El fútbol es grande por su capacidad de generar expectativas cambiantes. Las precauciones sevillistas del primer periodo dejaron el partido a merced del FC Barcelona, aunque con un solo gol de diferencia.

Los cambios y la actitud del equipo de Manzano, pasando de sujeto pasivo a activo, dieron a la segunda parte una intensidad, una fuerza, unas alternativas en el juego y en las ocasiones que hicieron disfrutar a los aficionados de esa emoción que lleva intrínseca este juego. Gran segundo tiempo en un partido en el que pudo pasar de todo y que deja hasta polémica por la actuación de Pérez Lasa. Hasta Mourinho, no lo duden, aparecerá en el escenario con el telón abajo y los protagonistas en sus vestuarios. Fútbol es fútbol. Cuan sabio era Boskov.

  • 1