jueves, 13 diciembre 2018
09:03
, última actualización
Cultura

Pureza frente a ojana

Inés Bacán puso en pie al público en Santa Claro con la autenticidad de su cante.

el 17 sep 2014 / 11:54 h.

TAGS:

En estado Puro *** Lugar: Claustro Espacio Santa Clara. Cante: Inés Bacán y Miguel Funi. Guitarras flamencas: Antonio Moya y Antonio Malena. Idea y dirección: Tere Peña. Producción: Alfonso García. Aforo: Lleno. Tanto Inés Bacán como El Funi portan el legado del patrimonio inmaterial del cante de Lebrija y Utrera, un hermoso maridaje que se distingue por su hondura y pureza, o lo que es lo mismo, por su autenticidad. De ahí que este espectáculo lo reivindique desde su título. Y desde luego que si hay una figura que transmita autenticidad es Inés Bacán, cuya voz remite al cante puro en cuanto lo que tiene de natural y sincero. Su forma cadenciosa de cantar se aleja del virtuosismo para elevar la queja y el lamento por encima de las notas musicales. Así, Inés comenzó meciéndonos con una nana tan dulce como doliente, y junto al flamenquísimo toque de Antonio Moya nos abrazó con el ritmo parsimonioso de sus soleares y nos pellizcó con el rajo de sus seguiriyas. A veces la afinación se resentía, pero eso evidenciaba una lucha con el cante que llegó al clímax a final con las tonás que cantó, a manera de bis, a palo seco y sin micrófono. El público la despidió con una sentida ovación visiblemente emocionado. Por desgracia todavía quedaba una segunda parte que solo sirvió para que el Funi nos demostrara lo que es para el flamenco la ojana, un término caló que significa dar gato por liebre. Y eso es lo que nos dio este artista lebrijano, considerado como una figura señera de los cantes festeros de su tierra. Pero la fiesta se perdió por el camino. Apuntó maneras en la zambra por bulerías, y se defendió en la soleá. Pero a su voz le falta el aire y desafinó más de la cuenta.

  • 1