Deportes

Purito se convierte en el nuevo líder de la Vuelta a España

El corredor del Katusha logra el maillot rojo tras arañar dos segundos a Igor Antón, en una etapa que se adjudicó Imanol Erviti (Caisse D'Epargne).

el 07 sep 2010 / 22:00 h.

Purito Rodríguez, feliz en el podio.

El español Imanol Erviti, del Caisse D'Epargne, remató con victoria una gran faena en solitario en el tramo final de la décima etapa, disputada entre Tarragona y Vilanova i la Geltrú, de 175,7 kilómetros. En ella, Joaquim Purito Rodríguez (Katusha) se convirtió en maillot rojo merced a dos segundos de bonificación que arañó en un esprint intermedio.

Erviti prolongó la fiesta en del Caisse D'Epargne. David López conquistó Alcoy en solitario y el navarro, de igual manera, se presentó en meta para celebrar su segundo triunfo en la Vuelta, dos años después de su estreno en Las Rozas.

El discípulo de Unzué cruzó la meta con 37 segundos sobre un grupo de siete corredores que compartieron con él la fuga del día, con los belgas Zingle (Cofidis) y Avermaet (Omega) a la cabeza. Su primer pensamiento fue para Isaac Gálvez, compañero de equipo que murió en el Mundial de pista hace cuatro años.

A 1.38 minutos se presentó el grupo principal con Purito Rodríguez como líder real y verdadero, sin sorpresas arbitrales, por un solo segundo, que le sobró para saciar su sed de liderato. Por fin, pudo dedicar a domicilio la roja a todos sus paisanos y familiares. Se quitó la pena de llegar a Cataluña a rebufo de Igor Antón, que felicitó a su rival y se mostró tranquilo por quitar un peso de encima al Euskaltel.

A sus 31 años, el antiguo gregario de Valverde en el Caisse D'Epargne, dio otro salto en su palmarés, florido desde que es jefe en el Katusha ruso. Esta temporada está sembrado, con triunfos en la Vuelta a Cataluña, Gran Premio Indurain, una etapa en la Vuelta al País Vasco y la perla del Tour con el triunfo en Mende. En la Vuelta ya es líder con un segundo sobre Antón y 3 respecto a Nibali. Una sensación "increíble" para Quim.

HOY, ALTA MONTAÑA. La llegada a la estación de Vallnord, por el sector de Pal, da inicio hoy a la alta montaña en la Vuelta, que tendrá en Andorra la única jornada de Pirineos de esta edición. Pal es el primero de los tres puertos de categoría especial que se suben en esta Vuelta. El ascenso es de 10 kms a un porcentaje medio del 6,5%. Antes de esa subida, casi 200 kms por recorrer.

  • 1