Local

«Que cada día que pasen en la cárcel sea un infierno»

Los padres de Marta del Castillo, Antonio y Eva, aparecieron ayer, cabizbajos, en el portal de su edificio a las 12 de la mañana. Dos psicólogos de la Junta están atendiendo diariamente a la familia. Desde que Miguel Carcaño confesó haber matado a su hija mayor, sólo Antonio había salido de casa para escuchar la noticia de boca del delegado del Gobierno. Foto: Paco Cazalla.

el 15 sep 2009 / 22:53 h.

TAGS:

Los padres de Marta del Castillo, Antonio y Eva, aparecieron ayer, cabizbajos, en el portal de su edificio a las 12 de la mañana. Dos psicólogos de la Junta están atendiendo diariamente a la familia. Desde que Miguel Carcaño confesó haber matado a su hija mayor, sólo Antonio había salido de casa para escuchar la noticia de boca del delegado del Gobierno. Eva había accedido a hablar con una televisión dentro de su domicilio, pero era la primera vez que ponía el pie en la calle, tras cinco días encerrada. Más de 40 medios se amontonaron para escucharla: periódicos nacionales y locales, revistas, telediarios, informativos de radio, programas de sobremesa, prensa rosa, programas matinales? ésta es la rueda de prensa de unos padres a los que han asesinado a una hija de 17 años.

Antonio empezó a hablar. Por encima de su voz de agradecimiento a la Policía y a los equipos que buscan el cuerpo de Marta en el río, sólo se oían gritos de periodistas por hacerse un hueco para tomar una imagen o por hacer que su pregunta se oyera. "¿Cree que se habrá hecho un circo mediático de todo esto?", le preguntó un reportero.

"He escuchado eso, pero no lo creo", dijo rápido Antonio, "estamos reindicando una cosa, y en este país tienen que pasar estas cosas para que todo el mundo se eche a la calle". El padre de Marta es ahora escéptico respecto a la justicia. Considera que crímenes como el de su hija o el de Mariluz son los que hacen avanzar "poquito a poco" la ley. Ayer pidió un hueco en la agenda de Rajoy de Zapatero "para comunicarle el dolor de la familia". En ese estado de dolor, Antonio reivindica que la ley se cambia y se endurezca a petición del pueblo llano, y que se implante "la cadena perpetua". "No vamos a ser menos democráticos por eso", dijo. Con tono de calma, la madre de Marta dijo esperar que los acusados "cumplan la condena máxima que les puedan poner, y que cada día que pasen en la cárcel sea un infierno para ellos". El PP fue el único partido que respondió ayer a favor de endurecer las penas, el resto de partidos mayoritarios del Congreso respondieron, en un mensaje común, que la Constitución no permite la cadena perpetua.

El tono de los padres de Marta fue muy sereno y sosegado. Llegaron incluso a reprocharse su papel como padres, el de la sociedad y el de la escuela. "La sociedad cada vez tiene menos moral. Hay que educar a los hijos desde pequeños, que a lo mejor estamos siendo demasiado flexibles. También hay que empezar por los colegios, no hay respeto a los profesores, y eso es producto de la sociedad", dijo, en respuesta a los periodistas.

Buen trabajo. Los padres están contentos con el ritmo de las investigaciones y se han volcado en elogios con los agentes. "La Policía esta haciendo muy buen trabajo, está tirando del hilo, y me avisaron de que en el momento en que cogieran el hilo bueno iban a salir muchos que no esperábamos. Creo que puede haber más detenidos".

Antonio, el padre, sigue manteniendo que Miguel le hizo "una encerrona" para llevarla al piso contra su voluntad, pese a que la Policía da por sentado que la niña decidió ir con él, y que la agresión se produjo una vez estaban en el dormitorio. Más dolidos se han mostrado con el papel de Samuel, que ahora insiste en que es inocente, y su abogado avala este cambio de registro del joven "No es una simple estrategia", dijo ayer. "Yo creo que ese niño tiene menos credibilidad que un ladrillo", respondió el padre.

Eva aseguró que espera que "encuentren el cuerpo de mi niña". Y Antonio añadió que, aunque no lo encuentren, "la Policía tiene el caso atado, y podrán condenarlos aunque no lo encuentre". La familia se personará como acusación particular.

  • 1