Local

Que con su pan se lo coman

Se hizo famosa por un plato al que bautizó ¿Por qué no te callas?, y hoy, fiel a la norma de trasladar la actualidad de la realeza a su carta de comidas, la cadena En Ca’r Conde prepara un nuevo montadito por el divorcio de la infanta. ¿Saben por qué llevará pollo?

el 18 nov 2009 / 19:09 h.

TAGS:

El anunciado divorcio de la infanta Elena y Jaime de Marichalar sólo va a dejar mal sabor de boca a las partes contratantes, porque a los sevillanos les va a saber a pollo. La cadena tabernera En Ca'r Conde, que alcanzó la cima de su fama hace exactamente dos años dando la vuelta a España con su revuelto ¿Por qué no te callas? (jamón, chorizo, salchichón y queso formando la bandera nacional: todavía lo sirven por 5 euros y se recomienda especialmente a todo el que no haya comido nada en tres días), está diseñando un montadito especial inspirado en la ruptura. ¿A qué estarán esperando para lanzarlo? "A que se haga oficial", decía ayer el dueño de la firma, José Manuel González.

"Hemos pensado en ponerle pollo", dice éste, "porque se decía que la infanta tiene un novio piloto, por eso habíamos pensado en un ave". Aceptemos pollo como animal volador, porque, aunque el romance aquél quedase en nada (al final, Carlos Ruiz era un amigo), la alternativa sería que la infanta se juntase con un jinete de esos de la hípica, lo cual, gastronómicamente hablando, dejaría mucho que desear en otro sitio que no fuese la Manchuria. Mientras tanto, el montadito Marichalar (lomo adobado, lomo ahumado y mojo picón) quedará degradado a la categoría de tapa normal y corriente, saliendo del elenco de la realeza.

Establecimientos de esta empresa los hay en Triana, Polígono Calonge, San Diego, Vilaser, Pino Montano, El Cerro, Padre Pío, Dos Hermanas, Montequinto, Alcalá de Guadaíra, Bormujos, Morón, Camas y San José de la Rinconada. Dicho sea como información útil, porque aquí no se promociona nada, que para eso está la publicidad. ¿Que quiere ir? Pues muy bien: disfrutará de una sensación como hay pocas, que es la de salir de En Ca'r Conde con dos montaditos, un revuelto y dos cervezas en el cuerpo, andando caminito del sofá de casa a eso de las cuatro de la tarde y con el solecito dándole a uno. ¿Que no quiere ir? Pues hágaselos en casa con la misma filosofía: atribuir determinado ingrediente a cada cualidad.

El montadito Real, por ejemplo, lleva solomillo y roque.  Se lo puede preparar los días en que triunfe. El ali-oli parece denotar simpatía (lo llevan los montaditos Cristi, Urdi y Sofía); si cuenta las horas que faltan para el Sálvame de luxe, lo suyo es el lomo adobado (en En Ca'r Conde se lo ponen a los montaditos Leti, Cayetano, María Eugenia y Camilla Parker, fijos del corazón); tortilla francesa para los que tengan espíritu de chiquillo (Froi, Pequeño Juan, Pablo Nicolás, Duquesa de Alba). Y si quiere saber más de todo esto, visite la web www.encarconde.com.

  • 1