Deportes

Qué cruel puede ser el desenlace, otra vez...

El Betis descendió a Segunda sumando los mismos puntos que un equipo que se salvó y puede quedarse sin ascenso logrando los mismos puntos que dos rivales que sí suben. Hay formas y formas de tener mala suerte...

el 14 jun 2010 / 21:10 h.

Si el Betis no asciende a Primera, no será por mala suerte ni por un partido puntual ni por una decisión arbitral ni por un factor aislado. Será simplemente porque no se merece subir. Igual que cuando descendió a Segunda. Si ocurrió así no fue sólo porque no le ganó al Valladolid o porque el Mallorca le remontó un 0-3, sino por todas esas circunstancias y bastantes más. La suerte no es determinante, pero también influye. Y si no sube, igual que cuando bajó, también será con su dosis de infortunio.

El infortunio, en el caso del Betis, lleva a la crueldad. El año pasado, por ejemplo, se fue a Segunda después de empatar a casi todo con el Getafe. Lo que marcó la diferencia entre Primera y Segunda fue que el conjunto madrileño ganó al verdiblanco en el goal average... por un tanto. Así pues, el Betis descendió a pesar de sumar los mismos puntos que un equipo que se salvó.

Este año puede ser peor. Este año puede ocurrir que el Betis se quede en Segunda a pesar de acabar con los mismos puntos no que un equipo que ascienda... ¡sino dos! Basta con que la escuadra de Heliópolis se imponga al Levante y el Hércules venza al Real Unión. En ese caso, los tres terminarán el campeonato con 71 puntos pero sólo dos subirán: uno es el Levante, en Primera desde el domingo, y el otro sería el Hércules. Qué importante parece ahora aquel gol de Sendoa casi al final en Alicante, un minuto después de que Pavone empatase de penalti, y eso que sólo era la segunda jornada...

  • 1