miércoles, 12 diciembre 2018
20:39
, última actualización
Cofradías

¡Qué cruz de atracadores!

La primera película del Cabesa y el Culebra narra el atraco a un banco por parte de dos canis vestidos de nazarenos

el 14 may 2012 / 18:52 h.

Los 'nazarenos' atracadores irrumpen en la sucursal bancaria.

Dos atracadores chandaleros armados hasta los dientes deciden dar el golpe de sus vidas: asaltar un banco en plena Semana Santa y huir a Brasil siguiendo los pasos del Dioni, "paradigma del bandolero contemporáneo". La trama de la película parecería de lo más convencional, si no fuera porque los delincuentes deciden ocultar su identidad de la forma más surrealista posible: vistiéndose de nazarenos, uno de blanco, con cíngulo y botonadura, y otro de negro, ciñendo sus riñones con ancho cinturón de esparto. Esta es la historia que sirve de base al Cabesa y al Culebra para dar el salto a la gran pantalla después de que sus cortometrajes se hayan convertido en un auténtico fenómeno social en internet.

El mundo es nuestro , que así se llama esta producción de bajo coste financiada gracias a donaciones a través de la red, es una "película políticamente incorrecta", que a decir de su director y coprotagonista, Alfonso Sánchez (el Cabesa) podría enmarcarse en un género muy peculiar: "es un western capillita en el sur de Europa".

La cinta, que se estrenará en las salas comerciales de Sevilla próximamente gracias al reciente acuerdo firmado con una distribuidora, está plagada de guiños "a la Semana Santa, a la Feria y a la propia vida sevillana ". Y no sólo porque los dos protagonistas, rateros de poca monta, decidieran preservar su anonimato bajo sendas túnicas "de La Paz y de Los Estudiantes", como asegura en la peli un tercer actor.

La historia se desarrolla en plena Semana Santa sevillana y la sucursal objeto del jocoso asalto se localiza en la calle de San Jacinto (escenario real donde se rodaron los exteriores), por donde ese día debe transcurrir camino de la Carrera Oficial una cofradía que curiosamente "lleva cinco años sin procesionar a causa de la lluvia" (apunte muy de actualidad). A pesar de que la sucursal bancaria es rodeada por un cordón policial y decenas de periodistas y curiosos se agolpan en sus alrededores, los dirigentes de esta cofradía se niegan a renunciar a su histórico y tradicional recorrido por esta calle. "Llevamos las situaciones al límite y también a los personajes, de ahí que continuamente se sucedan situaciones locas y disparatadas", apunta el director. Como el hecho, insólito, de que la cofradía en cuestión pase por una calle San Jacinto adornada todavía en plena Semana Mayor con los adornos de la iluminación navideña a causa de los problemas financieros que arrastra el Ayuntamiento.

Hasta la propia banda de cornetas y tambores de las Cigarreras ha participado en el rodaje de esta película interpretando una de sus marchas durante el desenlace de la obra, aunque lógicamente sus componentes no aparecen ni con el uniforme ni con los emblemas de la formación. "No tenemos ganas de generar suspicacias", señala Alfonso Sánchez, de ahí que el cortejo de nazarenos que procesiona en el film no se haya querido identificar con ninguna hermandad. "Se trata de una cofradía ficticia", sostiene. De hecho, fue ya durante la postproducción de la película cuando se le añadió el paso de un Crucificado procesionando por la calle en modo alguno identificable.

Su director sostiene que la película "se ha intentado hacer con el mayor respeto posible hacia todas las creencias", por lo que en caso de herir alguna susceptibilidad pide perdón de antemano, ya que "no ha sido esa la intención ni mucho menos". "La película es una crónica en tono de parodia de la situación de crisis que estamos viviendo", señala el Cabesa, quien reconoce cierto influjo en la trama de su película de aquella noticia que saltó en la Semana Santa de 2008 a los telediarios nacionales cuando un ladrón robó la recaudación de un restaurante sevillano ataviado de pies a cabeza con una túnica de nazareno, capirote incluido.

Después de cosechar sendos galardones en su estreno el pasado 22 de abril en el Festival de Cine de Málaga (premio del público y a la mejor interpretación masculina), El mundo es nuestro llegará muy pronto a los cines sevillanos.

  • 1