Local

“Que Dios los perdone”

Dos austriacos se sientan en el banquillo por una supuesta doble violación. Una de las chicas, que vive en México, ha anunciado por mail que retira la acusación.

el 15 ene 2014 / 00:39 h.

TAGS:

"Qué Dios los perdone”. Con estas palabras enviadas en un correo electrónico, una de las jóvenes que supuestamente fueron violadas por dos austriacos en noviembre de 2010 se desistió de ejercer la acusación contra ellos al inicio del juicio. En el mismo, los dos chicos se enfrentan a diez años de prisión por dos supuestas agresiones sexuales ocurridas después de que se conocieran en una discoteca. La vista, que continúa mañana, se celebra a puerta cerrada. Un simple mail al secretario de la Sección Primera de la Audiencia, encargada de juzgar estos hechos, fue suficiente para transmitir los deseos de una de las supuestas víctimas, una chica mexicana que cuando ocurrieron los hechos que ahora se juzgan estaba estudiando en Sevilla. “Que Dios los perdone”, concluía el mensaje en el que la chica expresaba su imposibilidad de viajar desde México, donde reside tras acabar sus estudios, para acudir al juicio. La otra joven que supuestamente fue violada aquella noche del 15 de noviembre sí continuó adelante con la acusación contra A.J.T. y R.J.A., dos jóvenes austriacos que en el momento de los hechos tenían 25 y 26 años y que estuvieron en prisión por estos hechos un mes, hasta que salieron de la cárcel tras pagar una fianza de 10.000 euros. Fue ella la que solicitó al tribunal que la vista se celebrara a puerta cerrada para preservar su intimidad. Una petición que fue atendida. El público tuvo entonces que desalojar una sala en la que solo permanecieron los dos acusados, con sus traductores, el tribunal, el fiscal, las defensas y la acusación particular. En el juicio, que continúa mañana, los dos acusados se enfrentan a diez años de cárcel por dos supuestas agresiones sexuales, ya que según el relato de las chicas, ambos violaron a las dos. Según explicaron fuentes de la defensa, en la vista quedó “acreditado el interés de las denunciantes en mantener relaciones sexuales con los denunciados a partir de las doce de la noche”, y que una de ella “dio la dirección del domicilio a donde debían trasladarse a las dos de la madrugada”. Igualmente, destacaron que una de ellas manifestó al taxista que las trasladó “su intención de tener sexo a continuación”. Los dos acusados aseguraron al tribunal que las relaciones sexuales que mantuvieron con las chicas fueron “consentidas”. Los hechos ocurrieron hace más de tres años, cuando los dos austríacos estaban en España de vacaciones con unos amigos, en un periplo en el que antes de llegar a Sevilla visitaron Barcelona y Jerez de la Frontera. Los austriacos conocieron a las supuestas víctimas en un pub de la calle Betis, donde ya tuvieron relaciones, tras lo que se marcharon a la vivienda de una de ellas. Según el fiscal, las relaciones sexuales no fueron totalmente consentidas.

  • 1