jueves, 15 noviembre 2018
18:50
, última actualización
Local

"Que el nombre de Marta persiga de por vida a los implicados en el crimen"

Recurrián al Supremo y convocarán una manifestación en la que animan a participar a todos aquellos "que se hayan sentido indignados" con el fallo.

el 16 ene 2012 / 11:09 h.

TAGS:

Los padres de Marta del Castillo, durante su comparecencia ante los medios.

"De Miguel solo espero que cada uno de los días que pase en prisión sea un infierno y para todo el que haya tenido algo que ver con mi hija, que el nombre de Marta del Castillo les persiga de por vida". Si el tribunal del caso Marta emitió el viernes su sentencia , la madre de la joven asesinada, Eva Casanueva, dictó ayer la suya en sus primeras declaraciones públicas tras conocer el fallo judicial que absuelve a tres de los cuatro acusados por el crimen de su hija. Una sentencia que tanto ella como su marido, Antonio del Castillo, criticaron porque el tribunal "va cogiendo pruebas de una declaración a otra según le conviene" para montar "una película de Almodóvar".

En un día gris y tras pasar el fin de semana releyendo el fallo entre la incredulidad y la indignación, ambos comparecieron junto a su casa ante una nube de cámaras y unidades móviles de televisiones y radios que conectaron en directo, y acompañados de miembros de la plataforma de apoyo Marta del Castillo. Antonio ya hizo una primera valoración el viernes pero Eva, con un aspecto muy cambiado teñida de moreno, habló por primera vez. Su rostro y sus palabras eran la rabia personificada.

Antonio comenzó su comparecencia pidiendo "perdón" a sus hijas -además de Marta, tienen otras dos niñas- "por formar una familia en un país donde la justicia brilla por su ausencia" y desgranó uno a uno los argumentos de los jueces que no comprende ni comparte, como la credibilidad que dan a todos los testigos que sitúan a Samuel Benítez fuera de León XIII y a la declaración de María García, que dijo haber llegado al piso a estudiar pasada la medianoche; frente al descrédito a los vecinos que dijeron ver a Miguel Carcaño -único condenado por el crimen a 20 años- de madrugada con la silla de ruedas en la que supuestamente transportaron el cadáver, al taxista que apareció en mitad del juicio para declarar que esa noche llevó al hermano de Miguel, Javier Delgado, al piso de León XIII. E incluso a su propio testimonio, según el cual llegó al piso sobre las 00.30 horas y no había nadie. "Dice que me equivoqué de hora", criticó Antonio esgrimiendo la factura de teléfono que demuestra que esa noche llamó a su mujer a las 00.50 horas desde allí.

La sentencia considera -frente a Policía y la acusación- que Miguel, El Cuco "y un tercero desconocido" sacaron el cuerpo de Marta poco después del crimen y no de madrugada y que Miguel solo volvió para devolver la silla, un relato que los padres de Marta creen construido para "sacar a María García -novia de Javier Delgado y acusada por encubrimiento- de esto como fuera". A su juicio, las absoluciones de Samuel y Javier son "efectos colaterales" que, con todo, no se esperaban. "Yo esperaba que todos los acusados fueran condenados de alguna manera" entraran o no en prisión, dijo Eva. Antonio reconoció que viendo el juicio se temía algo así porque "aquí hay cosas sucias", si bien aseguró que "pruebas hay, lo que hay es que querer meterlas".

Precisamente, la sentencia critica que la parte acusadora -sin mencionar a la familia- opine en los medios contra decisiones que no les satisfacen, un "tirón de orejas" contra el que arremetieron. "Esta sentencia es castigadora con unos padres que han sido un grano en el trasero de mucha gente", lamentó Eva, quien reivindicó su derecho como madre "a pensar mal". Antonio recordó que la Constitución ampara su derecho a expresarse libremente. Desde el Poder Judicial apoyaron ayer al tribunal del caso Marta y pidieron respeto frente a las dudas sobre su imparcialidad.


  • 1