Local

¿Qué es mejor, el talento o la belleza?

¿Cuál es el anuncio más sexy que has visto en la tele? ¿Qué pasa cada amanecer sobre el Guadalquivir? ¿Hay alguien todavía que crea en los políticos?

el 14 ene 2013 / 20:48 h.

Aún no está todo dicho acerca del Hombre que No Puede Ver a Wert. No, señor: quedan cosas. El profesor universitario Alejandro Antona fue noticia hace un par de días, en estas mismas páginas, por haber colocado en la puerta de su despacho de la FCOM un cartel prohibiendo el paso al antedicho prócer nacional, en uso del legítimo derecho de admisión. La foto fue una primicia del Tuitiritero merced a Irene Tenorio, y como tal especimen curiosísimo salió de Sevilla a través de las redes sociales y dio tres vueltas al mundo virtual (o cuatro). Normal: no es fácil encararse con un ministro en la España de Franco. O de Don Pelayo, lo que pille más cerca.

Pero él lo hizo. Sin embargo, en las indignadas declaraciones que el profesor Antona tenía a bien ofrecer sobre este asunto no había odio, ni rencor, ni recuerdos a la madre que lo vio nacer. Había rebeldía, no se va a negar, pero también había un balsámico blindaje ante el gobernante; un aura de paz, una brizna de exquisitez, un corte de mangas metafórico. Y el lector se preguntará: ¿Cómo puede un docente español seguir en su sano juicio y mantener el equilibrio de sus neuronas? Pues porque Alejandro abre la ventana de su casa de Triana y se encuentra con estas vistas que aquí se ofrecen. ¿Y sabe el lector qué es lo que hace cada mañana, antes de escribir cartelitos? Pues coger su cámara de fotos, asomarse al balcón, echarle una foto al amanecer... ¡y colgarla en Facebook!

Está claro que la belleza (mejorando lo presente) es lo único que nos redime, después de todo. Y es de agradecer que Alejandro Antona haga lo posible por atraparla, porque es absolutamente imposible recordar la belleza de memoria, sin ventilación asistida, sin estar conectados a una máquina. La mente por si sola pixela la belleza al intentar evocarla. Y estas fotos mañaneras del Hombre que No Puede Ver a Wert nos conceden la piadosa ficción de un amanecer perpetuo, un cartel que poder ponerle a las puertas del alma, que diga: Reservado el derecho de admisión: Prohibido el paso del tiempo. Pero de este tipo de cursilerías hablaremos en otro momento. Ahora, lo suyo es seguir con la belleza y uno de sus aspectos más sorprendentes y singulares: el que cada cual considere bella una cosa distinta. Ayer tarde, en su página de Facebook, el Tuitiritero colgaba el enlace al spot televisivo de Opticalia (sí, ese, el de la muchacha esa que tiene labios para siete armónicas y que hace así, y se gira, y te mira como si fueras unas gafas de chocolate, y te muerde la rótula). Junto con el enlace, una pregunta: ¿CUÁL ES EL ANUNCIO MÁS SEXY QUE HAS VISTO EN TU VIDA?, así, en mayúsculas, provocando. Pues no fue ni el de fabada Litoral, ni alguno del INEM, ni el de la Vieja'l visillo, ni el de paté La Piara. He aquí lo que contestó Paqui Riscos: "El que anuncia bote en el Euromillones. ¡¡¡Pierdo los papeles!!!" Tómate algo fresquito, Malena Costa, cuando termines de cambiarte las bragas (otro anuncio para la historia). Dos mil años de marketing para que la belleza esté en el interior... de la cartera. What else?, que se preguntaría George Clooney tras una transfusión de voluto.

Impresionante la reacción de las redes sociales ante lo de Esperanza Aguirre de ayer, o sea, su fichaje por una empresa de cazatalentos. @LarryMullenJr1 comentaba: Esperanza Aguirre confirma que participará en el jurado de los programas ‘Tú sí que vales' y ‘Tu cara dura me suena'. Antes, @juansolocomico decía: Creo que hay un error en la noticia y Esperanza Aguirre no ha fichado por los #cazatalentos sino por los Cazafantasmas. Y @CarlosRibanez se preguntaba: ¿Los ‘talentos' que va a captar #Esperanza Aguirre son del mismo ‘nivel' de los que eligió para la Comunidad de #Madrid? ¡¡Mamma mía!! Atento a esta movida, el Tuitiritero planteaba una duda a la concurrencia de las redes sociales: ¿Y qué harán con los talentos que cacen? ¿Echarlos de España? Jesús Cáceres, que ya se había estado imaginando a Esperanza Aguirre de compañera de jurado de José Luis Moreno y Risto Mejide, daba ideas: hacerlos consejeros de Telefónica o darles una empresa de análisis clínicos. "Creo que hay dónde elegir."

¡Ay, la confianza en los políticos...! Parece que empeora incluso cuando dejan de serlo. El otro día decían que la popularidad de Rajoy (hasta donde ambos términos puedan cohabitar) había caído al 30%, y que la de Rubalcaba directamente se había despeñado desde lo alto de un torreón, cual cantante gorda de ópera, con resultado de despachurramiento general o siniestro total. La pregunta del tipo de la chistera podría haber sido otra, pero fue esta: Y ahora, ¿qué? Y hete aquí que reaparece Paqui Riscos para contestar: "Por lo visto están preparando un plan de choque para restaurar los niveles de confianza a niveles menos alarmantes. Yo sigo pensando que la solución es que Obama haga caso a las peticiones y construya la Estrella de la Muerte, metamos a todos los políticos dentro y le demos al botón de autodestrucción. Todo lo demás es perder el tiempo." Obviamente, la internauta se pasa de violenta con lo de la autodestrucción: quedaría mucho más épico enviando a Luke Skywalker con tres garrafas de Fuerza [corolario importante para los que tengan el corazón hecho blandiblú: en realidad no muere nadie, es una película].

Pero la cosa no acaba ahí, con el temita final de John Williams sonando a violinazo limpio sobre el espacio infinito, no, no. A la pregunta del Tuitiritero ¿Alguien sigue creyendo en los políticos?, Javier García responde: "Creo que el asunto está mal planteado [anda que también empieza haciéndole la pelota al del sombrero]; la POLÍTICA es necesaria; sin política solo hay barbarie. Y político es todo ciudadano que convive con sus semejantes. El que nuestros representantes políticos sean malos o no nos gusten no es un problema de ellos sino de la propia sociedad que no exige ese nivel de competencia; de exigirlo y de ser críticos para con sus representantes, se exigiría de estos más rigor y se impondrían mecanismos de participación política (listas abiertas, primarias, etc). Por tanto no es un problema de los políticos sino del grado de exigencia y de crítica de la propia ciudadanía." Es hermoso, en fin, tener la sensación de que cualquier ciudadano honrado, sin clientelismo ni pasilleos ni puñaladas por la espalda sino con su sola rectitud moral y su compromiso personal, pueda ascender en el seno de un partido hasta los puestos más representativos y, una vez allí, mostrar su luz para que el votante pueda por fin recuperar la fe y concederle el voto. Emocionante. La última vez que el Tuitiritero vio algo así fue en La túnica sagrada.

Y añade Javier, en otra intervención vía Facebook: "Lamentable que con lo que está cayendo el PP no tenga apenas desgaste. Eso lo dice todo. A Gil en Marbella lo votaron muchas veces. A Fabra en Castellón. A Camps en Valencia... En cambio la izquierda se equivoca y ¡zas! Conclusión: Hay una ciudadanía corrompida moralmente y borrega. Y que no exige a sus representantes la prestancia necesaria." Y mientras tanto, Esperanza Aguirre cazando talentos. Oscar Wilde (aun sin tener Twitter) escribió: "Es terriblemente triste eso de que el talento dure más que la belleza." Ignoraba el irlandés que estaba por nacer Alejandro Antona con su mirada de fotógrafo, su Instagram y su tarea humanitaria de atrapar los amaneceres sobre el Guadalquivir. Una piadosa ficción, sí, ya se ha dicho, pero todo lo demás está taaaaan pixelado...

 

  • 1