Local

¿Qué hace un icono ruso en Arahal?

La iglesia de la Vera Cruz de Arahal bendice hoy su altar mayor, compuesto por un conjunto de 14 pinturas que se ajustan a los cánones de los iconos rusos. La obra la ha realizada el taller de arte que comanda en Laussanne (Suiza) la pintora rusa Tatiana Chirikova.

el 16 sep 2009 / 02:07 h.

TAGS:

La iglesia de la Vera Cruz de Arahal bendice hoy su altar mayor, compuesto por un conjunto de 14 pinturas que se ajustan a los cánones de los iconos rusos. La obra la ha realizada el taller de arte que comanda en Laussanne (Suiza) la pintora rusa Tatiana Chirikova.

¿Y cómo ha acabado una pintora rusa haciendo un icono para una iglesia de Arahal? La historia arranca el Jueves Santo de 2007, cuando una española de nacionalidad suiza que es alumna de Tatiana estaba con una amiga arahaleña en el pueblo y vio que salía gente de la iglesia de la Vera Cruz, que en visitas anteriores siempre se había encontrado cerrada. Así que entraron, encontrándose con que las paredes del templo (restaurada y consagrada de nuevo al culto en 2004) estaban vacías, de hecho sólo había un cuadro de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro que resultó ser una copia de papel enmarcada.

Atraída por la historia del templo, que le contaron sobre la marcha, se comprometió a donar una imagen de la Virgen pintada a la manera de los iconos. Una vez en Laussanne le contó la historia a su profesora del taller de arte Saint-Luc, que al enterarse de que la iglesia no tenía retablo le preguntó a sus alumnos si se animaban a echarse en los hombros una tarea que harían sin cobrar.

Dicho y hecho, se lo dijeron a la hermandad, que les mandó los planos del templo. Poco después, en la Semana Santa de 2008, la propia Tatiana Chirikova (que se inició en la pintura de iconos en la Academia Espiritual) visitó Arahal. Aquello debió inspirarla, porque el proyecto cogió velocidad de crucero: cada uno de los 11 alumnos se comprometió a pintar una escena de la vida de la Virgen, encargándose la propia Tatiana de ejecutar una Inmaculada Concepción y un Ecce Homo.

Al final el retablo lo forman 14 pinturas, de una altura que oscila entre los 180 y los 65 centímetros, firmadas por un grupo integrado por suizos, franceses, un chino americano, una española suiza y una rusa. Entre ellos los hay protestantes, católicos, ortodoxos y budistas, pero todos se declaran muy creyentes y emocionados por que les hayan dejado decorar una iglesia cuyos primeros testimonios se remontan a 1602.

Dos de los alumnos entregaron los cuadros el pasado noviembre, pero será hoy cuando se bendiga el altar. A la ceremonia acudirá el grupo al completo, encabezados por la profesora que tiene la culpa de que en Arahal haya ahora iconos rusos.

  • 1