Local

Que no suene a chino

Una firma sevillana crea la marca Chinese Friendly City para posicionar mejor a las empresas locales ante su cultura y costumbres.

el 14 mar 2013 / 20:35 h.

TAGS:

Acto de inauguración de la conferencia de Chinese Friendly, ayer.

"No sé si será coincidencia o no porque no tengo datos para demostrarlo, pero varias semanas después de que Sevilla anunciase en Fitur de 2012 que era la primera ciudad en adherirse a la red Chinese Friendly Cities, el primer ministro chino en su visita a España modificó su ruta para venir a Sevilla y se alojó en el hotel Barceló Renacimiento".

Y ese hotel, junto con otros grupos como La Raza, Joyería El Cronómetro, el hotel Inglaterra, el grupo Husa, Bulgari Sevilla, Cortijo de Arenales y grupo Edutravel, son los que se han sumado por ahora junto al Ayuntamiento hispalense a la marca Chinese Friendly, un sello de calidad que pretende atraer al visitante chino con la garantía de que los establecimientos adheridos tratarán al turista asiático de forma "personalizada y diferenciada".

Así lo explica Teresa Andrada, directora de Empresas de esta marca, que organizó ayer la primera conferencia mundial para acercar a empresas turísticas y de otras actividades esta nueva herramienta profesional.

"Se trata de comprender la filosofía del viajero chino, porque no es la misma que la de un inglés o un japonés", incide. "Hay que derribar fronteras para comprenderlos mejor y saber qué les gusta, cuáles son sus costumbres, en definitiva, conocerlos mejor".

Por ello, en las jornadas celebradas ayer y hoy en el hotel Renacimiento, se han ofrecido claves en cuestiones muy prácticas tales como qué se debe hacer para ser el anfitrión "casi" perfecto a la hora de recibir a un cliente chino, qué es lo que éste busca en sus viajes deteniéndose en sus hábitos y gustos, cómo está evolucionando este segmento del turismo, cómo viajan, la visibilidad de las empresas locales en China y el aprovechamiento de las nuevas tecnologías en esta materia, entre otros muchos puntos.

"Hay un perfil de turista tradicional, que solo busca hacerse la foto en el Coliseo o bajo la torre Eiffel y hay otro, más informado y formado, que busca otras cosas más especiales y va a un sitio no para hacer una foto, sino para quedarse al menos cinco días y conocerlo", señala Andrada.

Para que las empresas locales se acerquen a este público, se traducen sus textos al chino, se hacen seminarios formativos sobre cultura y costumbres, se dan claves de cómo abordar este mercado y se posicionan sus contenidos en las redes sociales -"si crees que en España estamos enganchados a las redes sociales, ni te imaginas en China...", asegura Menglu Wang, asistente manager de Chinese Friendly City.

Detrás de esta idea está una empresa sevillana que nació hace año y medio y que cuenta con un equipo de cinco personas y colaboradores. Entre sus próximas acciones -ahora negocia la adhesión a su marca de otras tres ciudades españolas- está traer en otoño a un bloguero chino que visite los negocios de la red y traslade su experiencia.

  • 1