lunes, 22 abril 2019
14:57
, última actualización
Local

Que paguen los otros

Los socialistas se lo han puesto en bandeja. El incumplimiento del Estatuto en su Disposición Adicional Segunda, después de que los gobiernos de Chaves y Zapatero fracasaran al cerrar una cifra de la llamada deuda histórica, ha servido de munición en el congreso del PP andaluz.

el 15 sep 2009 / 12:11 h.

TAGS:

M.U. / I.M.

Los socialistas se lo han puesto en bandeja. El incumplimiento del Estatuto en su Disposición Adicional Segunda, después de que los gobiernos de Chaves y Zapatero fracasaran al cerrar una cifra de la llamada deuda histórica, ha servido de munición en el congreso del PP andaluz. Los dirigentes populares han tirado a derribar la imagen del Gobierno amigo y la repetida consigna de los socialistas de que a Andalucía sólo le conviene que el PSOE habite La Moncloa. En la última campaña, el equipo de Chaves siguió aferrado al No es lo mismo Aznar que Zapatero y entonando aquello de que el PP negó "el pan y la sal" a esta tierra.

Ayer Mariano Rajoy no dejó pasar la ocasión. "Yo pedí el sí al Estatuto andaluz y ahora pido que se cumpla porque es una ley", aseguró. "Le exijo a Zapatero que cumpla con Andalucía porque esa es su obligación", agregó. El día antes la portavoz popular Saénz de Santamaría ya anunció que aprovecharán el filón en Madrid y que "la cuadrilla" de populares andaluces en el Congreso van a exigir al Gobierno que "cumpla". Arenas situó a Chaves y Zapatero en la "ilegalidad" por su gestión de la deuda y se preguntó como el presidente va a pedir a Ibarretxe que cumpla le ley "si él es el primero en no cumplirla".

Mientras, los socialistas se han dedicado cual martillo pilón a recordar que sólo los Gobiernos socialistas en Madrid se han avenido a pagar asignaciones excepcionales a Andalucía. "Si Aznar pagó en 1996 es porque lo amenazamos con los tribunales", recordó el vicesecretario general del PSOE-A, Luis Pizarro. El ex presidente tildó el pago de "regalo".

A todos los acorralan sus contradicciones. A los socialistas que chillaban por la deuda frente a Aznar y ahora templan el tono. Y a los populares que en ocho años en el Gobierno se negaron, ni siquiera, a abrir esa negociación. Está en las hemerotecas y en las paredes del Ministerio de Administraciones Públicas, donde se celebró el pasado jueves la Comisión Bilateral que acabó en fracaso. Allí colgaban los cuadros de todos los ex ministros y allí estaban Rajoy y Arenas.

  • 1