Local

Qué poco bailan los libros

Para ser la Feria del Libro, el libro está bailando poquísimo. Quienes antes no leían se han convertido a la lectura en los últimos años y lo hacen ya de forma voraz y continuada, lo cual es una revolución maravillosa...

el 15 sep 2009 / 04:07 h.

Para ser la Feria del Libro, el libro está bailando poquísimo. Quienes antes no leían se han convertido a la lectura en los últimos años y lo hacen ya de forma voraz y continuada, lo cual es una revolución maravillosa de la que nadie habla, porque queda como si fuese algo muy poco culto, fíjense qué estupidez. Pero lo cierto es que cuando todos esos lectores nuevos y apasionados acaban una novela, la pregunta de qué leo yo ahora puede producir desde ansiedad hasta dolor. ¿Por qué no explicarles de qué van los libros que nunca se atrevieron a leer y descubrirles otros cuya existencia ignoran? ¿Por qué no adornarlo todo con sinopsis de obras excepciones y emocionantes con las que se rabia a placer? ¿Por qué no susurrarles que harían mal en morirse sin haber leído El amor en los tiempos del cólera? Y sobre todo, ¿por qué no es eso una Feria del Libro? ¿Por que no es cante y baile, en vez de venta de ganado?

  • 1