sábado, 20 abril 2019
10:50
, última actualización

¿Qué tienen que hablar Díaz y Mas?

La líder de UPyD, Rosa Díez, rechaza que la presidenta de la Junta acuda a Barcelona y reclama suspender la autonomía catalana

el 30 ene 2014 / 21:53 h.

ROSA-DIEZ-01Tiene un discurso seductor, pero ¿qué hay detrás de Rosa Díez? Un millón ciento cuarenta y tres mil ciudadanos, de momento.» Fue una de las preguntas y la respuesta que ofreció ayer la líder de UPyD durante un desayuno en Sevilla organizado por Nueva Economía Forum. El tono tajante primó en su conferencia. UPyD, con cinco diputados en el Congreso, calienta motores ante las próximas elecciones europeas de mayo.Díez habló de ETA y del desafío soberanista de Cataluña, de la corrupción política y del modelo del Estado de las Autonomías ante un auditorio mucho menos repleto que cuando actúan políticos de PSOE y PP, los «viejos partidos», como los denominó continuamente en su conferencia la política vasca. Díez, que fue militante socialista desde 1977 a 2007, cuando abandonó esta formación para fundar UPyD, fue especialmente firme frente al planteamiento de la Generalitat de Artur Mas de convocar un referéndum independentista. Reclamó aplicar en Cataluña el artículo 155 de la Constitución y suspender la autonomía. Tampoco se anduvo con rodeos cuando se le preguntó qué le parecía que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, despliegue este fin de semana una completa agenda política en Barcelona que concluirá el lunes con una entrevista con el líder de CIU, Artur Mas. La dirigente de UPyD rechazó esa entrevista y reprochó que las comunidades tengan que tener papel alguno ante el desafío político de Cataluña. «¿Quién tiene que intervenir en el debate de Cataluña? España. No es Andalucía, Aragón o Madrid. Lo que está ocurriendo, la pulsión secesionista nos afecta a todos los españoles», sostuvo la política vasca. El problema, a su parecer, es que no hay una voz de España. «Lo que le pasa a este país es que no hay nadie que lo defienda», aseguró, convencida de que frente al «discurso nacionalista y sentimentalista» que prolifera en Cataluña –«con el España nos roba»– no hay un discurso único «con razones y argumentos». Tampoco fue mucho más indulgente al valorar en general el papel de la socialista Díaz, que ha irrumpido con gran fuerza en el escenario nacional. «A los políticos no hay que juzgarnos por lo que decimos sino por lo que hacemos y Susana Díaz solo ha hecho discursos», sostuvo. La diputada nacional defendió una vez más que España camine hacia un modelo federal cooperativo como alternativa «al desbarajuste en que se ha convertido el Estado de las Autonomías». Según expuso, en España conviven tres modelos: el federal y autonómico; el confederal –con relaciones bilaterales con Navarra y País Vasco, a lo que se suman algunas comunidades a través de sus Estatutos de segunda generación– y el centralista. «Es elefantiásico e insostenible», subrayó. Preguntada sobre dónde se sitúa UPyDcon propuestas como ésta, se burló de la tradicional definición de derecha e izquierda. «Está superada». Si fue cortante al postular su modelo político, casi superó esa firmeza al hablar de ETA. Inició su intervención rindiendo homenaje a Alberto Jiménez-Becerril y su mujer Ascen, asesinados hace  ayer 16 años en Sevilla. «Me gustaría también que supusiera una llamada de atención sobre la podredumbre que anida en nuestra sociedad», dijo. ¿Será la banda terrorista tema de debate durante las europeas? «ETA existe y en tanto que no terminemos con ella tendremos que hablar de ella como un problema», aseguró Díez, convencida además de que las acusaciones de utilización de las víctimas del terrorismo son falsas. «Es la mayor falta de respeto que se puede producir. Tienen derecho a decir lo que les dé la gana», defendió. No habló de dos cosas que ayer fueron noticias: ni de la marcha de Pedro J. de El Mundo –se le preguntó si había un «acercamiento» entre ellos y dijo «no sé de qué hablan»– y tampoco comentó nada de su «amiga» María San Gil.

  • 1