Local

Que viene el coco (pero menos)

Sevilla-Barça. Otrora choque desequilibrado, fútbol y dinero contra entrega y economía de guerra. Ahora, enfrentamiento estrella de nuestra liga, partido entre dos aspirantes con pronóstico incierto, aunque el favoritismo, eso sí, sigue siendo culé, sobre todo a la vista de sus últimas exhibiciones.

el 15 sep 2009 / 19:00 h.

Sevilla-Barça. Otrora choque desequilibrado, fútbol y dinero contra entrega y economía de guerra. Ahora, enfrentamiento estrella de nuestra liga, partido entre dos aspirantes con pronóstico incierto, aunque el favoritismo, eso sí, sigue siendo culé, sobre todo a la vista de sus últimas exhibiciones. Se enfrentan el primer clasificado contra el quinto, separados sólo por cinco puntos; el pichichi (Eto'o) contra el zamora (Palop); los dos equipos menos goleados actualmente en la liga (ocho goles ha recibido el Sevilla por nueve del Barcelona) o el máximo goleador (el Barça, con 37, más de tres goles por partido de media) contra el séptimo en esa estadística (el Sevilla, con 18, menos de la mitad que su rival, 1,5 goles por encuentro). El Sevilla, en casa, ha ganado cuatro partidos, ha empatado uno y ha perdido uno. El Barcelona, fuera, ha ganado cinco y ha perdido uno.

Sevilla-Barça. Hace nueve temporadas, por ejemplo (en la campaña 1999/00), a estas alturas (tras 12 jornadas disputadas) el Sevilla tenía ¡9 puntos! y los catalanes 20. El Barcelona quedó 2º y el Sevilla, último clasificado. "Cómo hemos cambiado", cantaban Presuntos Implicados. En aquellos tiempos (qué rápido se olvidan las penurias) los demás candidatos miraban el partido a ver si el modesto le restaba algún punto al poderoso. Ahora, sin embargo, están pendientes de cuál de los dos aspirantes sale vencedor y de qué sensaciones muestra. Antes, el jugador del Sevilla veía el partido como una muralla; ahora, como una oportunidad de recortarle puntos.

Sevilla-Barça. Partido de reencuentros. Con Keita, sólo un año, pero qué año. Y, sobre todo, con Daniel Alves, casi media carrera futbolística desarrollada en Nervión. Posiblemente, el mejor lateral derecho del mundo, y pieza fundamental en los éxitos cosechados por el Sevilla en los últimos años. Sevilla-Barça. Antes, partido-suplicio, en el que se lloraba por un empate, y, hoy, fiesta del fútbol, en la que cualquiera puede salir vencedor.

  • 1