martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Local

Quedan cuatro finales

el 24 may 2010 / 05:30 h.

TAGS:

Salvada in extremis la primera frente al líder Real Sociedad, el sábado espera otra final en el Pirineo ante la SD Huesca. Así serán todos los partidos que le quedan al Betis en esa lucha titánica con Hércules, Cartagena, Levante, Real Sociedad y ahora se mete también en la pelea el Elche.

La emoción está más que garantizada por los enfrentamientos directos que aún quedan hasta en la jornada final. El fútbol con la emoción por bandera tiene esta temporada en la Segunda División su máxima expresión. El Betis, con su victoria con el gol de Emana de penalti, está metido de lleno en la pelea final por el ascenso a Primera.

Necesidad. Los partidos, cuando se alcanza este grado de incertidumbre en el que sólo vale la victoria, tienen un análisis muy reducido. El fútbol analítico pasa a un segundo plano porque la victoria es tan necesaria que hasta te deja fuera en el mayor de los abandonos dada la necesidad de nadar y nadar para llegar a esa orilla donde está el premio del ascenso. La Real Sociedad con un empate se quitaba de en medio un rival temible y se garantizaba un fácil ascenso. El Betis tenía que ganar, fuese como fuese, porque sólo le valían los tres puntos para no tirar definitivamente la toalla. El guión de la emoción lo resolvió el penalti y la serenidad del lanzador Emana en su último partido por la convocatoria mundialista con su selección de Camerún.

Injusticia. ¿Es justo que el jugador que usted paga, al que necesita más que nadie, se marche porque lo marca la reglamentación FIFA por encima de la competición en la que está inscrito? No es justo, pero sí es reglamentario. Faltan cuatro finales, dicen que en tres de ellas estará Sergio García, pero Emana, el más desequilibrante jugador del Betis, no podrá ser alineado por Víctor Fernández en ninguno de estos partidos.

Superación. El Betis debe saber sobreponerse a esta situación porque, repito, se juega el ascenso en esos partidos en los que tienen sus jugadores que ganar a toda costa. Huesca y Salamanca serán claves, porque con sus seguidores volcados como lo hicieron ante la Real Sociedad, en los dos partidos en casa frente a Numancia y el decisivo choque ante el Levante los jugadores tendrán ese apoyo que muchas veces supera el déficit futbolístico de cualquier equipo.

  • 1