Local

Querella criminal contra los padres del niño obeso

La Fiscalía exige a los progenitores que entreguen al chico y acusa a la familia de desobediencia.

el 04 nov 2009 / 21:38 h.

TAGS:

Los padres del niño obeso de Ourense.

La Fiscalía de Ourense interpuso ayer una querella criminal contra los padres del menor obeso de cuya tutela quiso hacerse cargo la Xunta por un delito de desobediencia y de sustracción de menores, según anunció el fiscal jefe de la Audiencia Provincial, Florentino Delgado.

El niño se encuentra oculto por su familia desde que se decretó su ingreso en un centro de menores del barrio orensano de A Carballeira, al que se oponen sus padres, que ayer comunicaron que no entregarían al menor por el momento.El fiscal jefe aseguró que la actuación del Ministerio Fiscal "parte desde la premisa de protección a ultranza del menor" que "es lo que interesa más allá de las consideraciones mediáticas". Además, dijo que la interposición de esta querella criminal, tras una valoración "meditada y pausada", tiene que ver con que todos están bajo el imperio de la ley" y la Fiscalía "no está dispuesta a que se desoiga la resolución de la Administración". Florentino Delgado manifestó que quiere que los padres del chico "sepan que hay indicios de que están cometiendo un hecho delictivo".

El fiscal jefe de Orense explicó que la cuestión acerca de la protección del niño de nueve años se fue desarrollando desde octubre del año 2008. Las intervenciones fueron "sucesivas" y se quiso "llamar la atención de los padres y de la familia" del niño "poniéndoles de relieve que el chico tenía un problema y que había que intentar atajarlo". La actuación de la Xunta de Galicia "respaldada por el Ministerio Fiscal" fue "primero dentro del ámbito familiar" porque, en palabras de Florentino Delgado, "no se quiso realizar ninguna actuación desproporcionada en atención a las circunstancias".

El Conflicto. Delgado manifestó que lo que se pretende es "tener" la custodia del pequeño "el tiempo necesario" para poder "evaluar bien el problema y darle la solución" mientras que "se ha querido dar a entender que lo quiere la Administración es retirar a un hijo de sus padres".
De momento con la interposición de esta querella criminal los padres del niño obeso se enfrentan a una pena inferior a dos años de prisión y, por lo tanto, no tendrían que ingresar en prisión. El fiscal jefe aclaró que no piden cárcel porque no tendría sentido "pedir la prisión para unos padres" que "están equivocados".

"Su primera equivocación es la valoración de su hijo y la segunda, la que me atañe, es el oponerse radical y frontalmente a una decisión de la autoridad que está acaparada judicialmente", matizó. Los padres "ya están obligados a entregar el niño desde hace tiempo" y como "han dicho que no lo entregan porque no quieren" se trata de un delito de desobediencia. "Todos tenemos que cumplir las decisiones que legalmente toman los poderes públicos", dijo.

Antes de tomar otro tipo de medidas darán "la última oportunidad" a los padres para que entreguen a su hijo a la Administración y, de lo contrario, avisó: "Actuaremos en consecuencia". El fiscal jefe de la Audiencia provincial de Orense señaló que podrían iniciar una "investigación cumplida" de dónde está el menor para dar con su paradero si sus padres no lo entregan. "No hay plazos, tienen que hacerlo".

  • 1