Cultura

"Queremos acoger la ceremonia de los Premios del Cine Europeo"

el 03 nov 2010 / 20:55 h.

El director del Festival de Cine Europeo ultima los detalles para la gran inauguración de mañana en el Lope de Vega.
-->--> -->

-El pasado mes de febrero dijo usted en Berlín que el cine europeo no estaba en crisis. ¿Sigue pensando igual tras organizar el festival?

-Falta de ideas no hay, pero en producción sí hay una cierta crisis. Rumanía, Bulgaria y otros países del Este, que estaban siendo punteros en algunas propuestas, están ahora parados. Las ayudas estatales se han reducido bárbaramente. También en España. Y hay una crisis del modelo de exhibición. La gente no va tanto a los cines y no se venden_DVD. Entonces no falta talento, pero sí hay menos presupuestos.

-¿Y eso afecta a los festivales?

-Creo que no, que al revés. Nosotros estamos en una línea bastante ascendente._Las últimas ediciones lo han demostrado. Somos capaces de distribuir los títulos que traemos y nuestra selección es cada vez más amplia, con directores interesantes. Tenemos el apoyo internacional, como demuestran las películas que ofrecemos este año. Los festivales son absolutamente necesarios para ayudar a conocer lo que se hace. En Sevilla alimentamos visualmente a más de 60.000 personas. Eso no lo hace el festival, sino los sevillanos.

-¿Se ha creado un público de cine europeo en Sevilla?

-Claramente. Son más de 60.000 personas. Hemos llevado a 10.000 niños al cine para que vean películas subtituladas europeas._Y el público universitario es muy potente.

-Sin embargo, el resto del año en las salas se agotan las entradas de cintas norteamericanas.

-Eso pasa aquí y en todas partes. Las películas americanas tienen un márketing exuberante y utilizan presupuestos de publicidad tan grandes como los que tiene una película española. Las televisiones empiezan ahora a hacer hueco al cine europeo._Ahí nosotros tenemos que seguir haciendo una labor educativa y de difusión fuerte. El festival es un altavoz en un momento del año, pero luego nuestras películas siguen funcionando: como Lourdes o Nothing personal.

-¿Los premios del certamen siguen estando dedicados a la distribución?

-Los fundamentales sí. El festival se creó para que llegaran los títulos europeos a las pantallas españolas. Ese objetivo sigue vigente, pero este año hemos estirado el palmarés. El festival tenía que seguir creciendo. Habrá galardones para los actores. El año pasado se incluyó el premio al director, este año se incorpora el del director novel. La cuantía sigue siendo la misma. Tenemos uno de los mejores premios de España para alentar la distribución, a pesar de la crisis.

-Hablando de dineros, acláreme qué pasa con los presupuestos del festival._En la presentación del certamen se dijo que se mantenían como en 2009, pero luego usted dice que se han recortado un 8%.

-Mi información es la pública. No soy el administrador, de eso se encarga la Andalucía Film Commission. El anuncio oficial del Ayuntamiento de hace meses fue que se iba a reducir un 8%. Es verdad que han entrado aportaciones nuevas, del Ministerio de Cultura, del programa europeo Media o de Cajasol y otras empresas colaboradoras. Así andaremos en un presupuesto similar al de 2009._Nosotros sí hemos notado los recortes._Hemos trabajado con más presión, menos tiempo, menos gente y ha sido más difícil seguir adelante con esto. Hemos notado la presión del recorte, pero la intención del departamento de programación ha sido buscarle otras vías y que no se note.

-Pero si el presupuesto es similar a 2009 y ustedes notan el recorte, algo no cuadra...

-He dicho que partimos de un 8% de rebaja. También hay que tener en cuenta cómo se maneje el dinero._A lo mejor se está usando con excesiva prudencia._Nosotros, como programadores, hemos tenido que reorientar el festival. Eso nos obliga a muchas más horas de trabajo y más gestiones. Es un trabajo duro, aunque compensado por la satisfacción de un proyecto tan interesante.

-¿Cuál sería el presupuesto o los elementos necesarios para poner el festival a la altura de Berlín o Venecia?

-Berlín,_Cannes o Venecia están fuera del alcance._No sólo se necesita dinero, sino tradición e inventiva. Habría que multiplicar por tres o cinco los presupuestos (1,7 millones) y más recursos humanos.

-¿Cuentan con el respaldo de la Junta? ¿Por qué este año no fue nadie de la Consejería de Cultura a la presentación?

-Extenda nos ayuda con un seminario de distribución y márketing. No sé por qué no vino nadie de la consejería. Imagino que porque es un acto para hablar de programación. Y del apoyo económico de Cultura no tengo noticias, porque no soy el administrador, aunque tengo las mejores relaciones personales con el consejero Paulino Plata, que es un enamorado del cine. Además,_creo que el festival está en un punto de tener que dar un salto a una mayor colaboración de todas las instituciones. En el futuro tendrá que estar sustentado sobre una base multipolar para que crezca tanto como se merece Sevilla. Tenemos un gran potencial, hay que invertir más.

-Se refiere a un patronato. ¿El Ayuntamiento está dispuesto a ceder poder?

-Esa fórmula la tiene San Sebastián, Huelva, Valladolid y quizá sea el camino._Creo que el Ayuntamiento está abierto a que haya nuevos apoyos. Si el festival quiere seguir creciendo no le queda otra. Hay que atraer productores a Sevilla para hacer conexiones europeas concretas._Algunas del año pasado se van a anunciar en esta edición.

-¿Puede adelantarnos alguna?

-El año pasado vino el productor de Millennium, Soren Staermose, que ha dado el paso de querer producir aquí y ha encontrado un compañero de coproducción andaluz. Va a anunciar el inicio de un rodaje el año que viene aquí en_Sevilla.

-¿Entonces no teme quedarse sin apoyo de la Junta en 2011 como la Bienal de Arte (Biacs)?

-Siempre es un temor, y sería una tragedia para la producción andaluza, no sólo para el festival de Sevilla._Esto no es una fiesta, sino un encuentro de trabajo.

-Hábleme de la oferta de este año del festival. A primera vista no se intuye la crisis.

-Nuestra oferta cinematográfica, con todos los respetos, es de muchísimo nivel. Y hacemos un guiño a la producción española. En los años de crisis hay que barrer para casa y, por lo tanto, ser un escaparate de lo que se hace aquí. Tenemos Flamenco, flamenco de Saura, una película especialísima como Naufragio, de Pedro Aguilera, y esa joyita difícil de clasificar que es El regreso de Nonio Parejo. Y luego una veintena de producciones andaluzas que espero que tengan tanto éxito como Rediscovering pape.

-En tiempos de crisis aumenta la creatividad y la gente se vuelve más conservadora. ¿Pasa también en el cine? ¿Lo notaremos en el festival?

-La propuesta es muy creativa, empezando este año por Holanda._Tendremos una colección de 12 películas, más cortos y animación. La propuesta es arriesgada con Last conversation o The Happy Housewife. Otro caso es Grecia, un país que me interesaba tras la crisis que ha vivido. Traemos producciones interesantísimas, empezando por Black Field, de Vardis Marinakis, una propuesta ambientada en un convento de monjas del siglo XV. También hemos querido atraer al nuevo talento con la sección de cineastas noveles First Films First. Apostamos por el cine español y su conexión internacional._Así, veremos a Luis Tosar en una producción inglesa, y a Carmen_Maura en Chicas, de Francia. Eso hace cercano y útil el festival._Creo que hay muchos elementos nuevos dentro de la programación estable. Hemos querido innovar y crear más cosas.

-Ya ha dicho que los protagonistas son los directores. Vienen Carmen Maura y Luis Tosar. ¿Le hubiera gustado traer estrellas de más relumbrón?

-El peso lo deben tener las películas y a Sevilla vienen sus protagonistas. No traemos a nadie extra como otros festivales ni pagamos cachés a figuras del cine.

-Póngase en la piel de un crítico. ¿Cuál es el punto débil del festival y cuál su aspecto más brillante?

-No veo puntos débiles. Estoy muy cómodo con la propuesta._Los que no saben ni lo que es festival ni cómo se hace dirán que faltan 50 directores. Hay comentarios que denotan la falta de conocimiento.

-¿Cómo ve el nivel de la crítica de cine local?

-La crítica de Sevilla, como en todas partes, es muy irregular. Hay grandes voces y otras con las que no participo ni de su opinión, ni de su conocimiento del mundo del cine._Para encarar la crítica, antes de escribir sobre lo que hacen otros hay que saber hacerlo.

-Este año mantienen el anuncio de las nominaciones de los Premios del Cine Europeo. ¿No puede_Sevilla aspirar a más?

-Los premios están disponibles para quien los quiera organizar. Su producción es costosa, y en España sólo han estado una vez, en Barcelona. La Academia Europea estaría gustosa de que se realizara en Sevilla. Ésa puede ser una apuesta de futuro interesante para el festival y la industria, que Sevilla acoja el ceremonial de los premios, que no se limita a la fiesta de entrega. La ciudad que los organiza siempre tiene seminarios, reuniones y concentra gran parte del dinero para el cine en Europa.

-¿Se ha dado algún paso ya?

-El principal paso es que la relación con la Academia se siga fortaleciendo. Nos hemos hecho creíbles. Mantenemos el anuncio de los nominados, estamos en sus reuniones a lo largo del año y somos un puente de colaboración. Tenemos muy buena sintonía con el consejo y los administradores de la Academia. Creo que la oferta la tienen sobre la mesa, aunque tienen otras candidatas. Pero necesitaríamos un gran presupuesto y una situación económica que lo permita. Pero sería un reto interesante que afrontar. Y tendría que ser para después de 2011.

-¿Pero hay candidatura ya?

-Sevilla está dispuesta, por lo que respecta al festival, pero hace falta un apoyo económico y televisivo potente. Son muchos elementos. No hay candidatura formal. Hay una intención manifiesta de que queremos seguir apoyando cine europeo y esto sería fundamental. Me gustaría que se llegara a realizar. Queremos acogerlo.

  • 1