Economía

Queremos saber de aviones

Nace la Sociedad Aeronáutica Española, cuya sede Sevilla quiere tener

el 11 abr 2011 / 21:27 h.

Manuel Hita y Francisco Hererro (en el centro), junto con miembros de la SAE ayer en Sevilla.

¿Por qué y cómo vuela un avión? ¿Ha contribuido España a enviar al hombre a la luna? ¿Cuáles son los hitos de la aeronáutica de este país? ¿Cómo eliminar el miedo a viajar en los pájaros de fibra de carbono y cuál es su repercusión en nuestra salud? ¿Dónde acudir para ver demostraciones aéreas? ¿Cuánto valor económico genera esta industria? ¿Y qué provoca la sensación de vértigo al despegar o de que se taponan los oídos? Algunas de estas preguntas son de difícil respuesta incluso para quienes viven el día a día de la aeronáutica, los ingenieros, pero si a ellos se unen pilotos, tripulantes, médicos, psicólogos, empresarios, historiadores, técnicos, periodistas especializados, fotógrafos y otro largo elenco de profesionales la explicación y la visión general será más cercana para el común de los mortales.

Con este propósito nació el pasado diciembre SAE, la Sociedad Aeronáutica Española y de la Astronáutica, que tiene como referente a la centenaria Royal Aeronautical Society, de origen británico y con más de 30.000 miembros en su nómina. Medio millar suma en sus cuatro meses de vida, y se ha presentado en Sevilla, primero en la Cámara de Comercio, más tarde en la Escuela de Ingenieros, nada de administraciones, nada de políticos, se busca única y exclusivamente sociedad civil y sin ataduras.

Su presidente, quien fuera durante ocho años director para España del fabricante aeronáutico europeo Airbus, Manuel Hita. Se empeñó  en transmitir su entusiasmo, pero reconoció que Andalucía, pese a su historia en aeronáutica y la importancia de esta industria en la actualidad, aún no es la delegación más numerosa en esta sociedad sin ánimo de lucro. Lógico, matizó Manuel Osorio, vicepresidente de la empresa TADA y responsable de la patronal CEA para esta industria: apenas ha nacido y, por ende, aún deben surtir efecto las labores acometidas para difundir su actividad.

Aunque Hita se mostró cauto sobre dónde se ubicará la sede de la SAE, Osorio consideró que Sevilla, dado el protagonismo de la comunidad en la industria -participa en los grandes proyectos de Airbus, si bien trabaja también en programas de Boeing y Embraer y otras empresas menores-, es la candidata ideal, o al menos aquí debería radicar uno de sus principales embriones. El presidente, sin embargo, sólo apuntó que esa cuestión se debatirá, no sin antes dejar caer que la organización en la que se miran, la Royal Aeronautical Society , tiene casa en dos de los principales polos de la industria europea. En este sentido, la capital hispalense está también considerada como uno de los mayores enclaves del sector.

La SAE habla de un colectivo aeronáutico y astronáutico "glorioso en su historia y cultura, en sus profesionales y empresas", un bagaje todavía desconocido para una gran parte de la población del país. La divulgación es, por tanto, prioritaria.

Sobre la actualidad, Hita subrayó la "progresión magnífica" de la industria aeronáutica en la comunidad andaluza y, además, la relevancia internacional de tener en Sevilla el ensamblaje final del avión A400M.

Internet y redes sociales

La Sociedad Aeronáutica Española nació de forma espontánea por parte de profesionales de distintos ámbitos con el objetivo de resaltar la importancia que para la vida cotidiana tiene esta industria, "que ha lanzado satélites, ha situado hombres en el espacio y construido aviones, cohetes e infraestructuras de primer nivel mundial". Su web es http://www.sociedadaeronautica.org/ . También tiene un perfil en Facebook que suma centenar y medio de amigos. Un comienzo.

  • 1