Local

Querer y no poder entre primates

'Super monkey ball 3d'. Plataformas clásicas para la recién estrenada 3DS.

el 07 may 2011 / 09:35 h.

TAGS:

Sega se suma al estreno de la nueva consola de Nintendo desempolvando un clásico de la casa a la nueva visión que ofrece la 3DS. Este juego de plataformas ha entrado de forma apresurada en la amplia gama de títulos que oferta la pequeña de Kioto, quizá por la premura de la marca en ofrecer un producto que se queda en un quiero y no puedo para los jugadores. Pero la opción del 3D ofrece una visión más renovada de la acción con tres modos de juegos, donde los primates cobran una vida fascinante, inmersos en la habilidad, las carreras y la lucha dentro de unos gráficos impolutos y con una paleta de tonos pasteles que dan brío al juego.

Los coches son los protagonistas en la carrera simia. Con un aire similar a las carreras del fontanero italiano, se podrá elegir entre 16 corredores con diferentes perfiles a la hora de pilotar. Saber elegir si se quiere ser más rápido, más listo en la estrategia o más hábil en las curvas a la hora de derrapar es lo más divertido de este modo que queda ensombrecido por la mala gestión que ofrece como volante el stick analógico de la consola. La bola simia se encarga de que no siempre la distancia más corta entre dos puntos sea la línea recta. La nueva opción giroscópica de la consola y el stick se encargan de deleitar al jugador hasta acabar extasiado como los ojos de Marujita Díaz en la cazuela loca de cualquier parque de atracciones.

Demasiado balanceo innecesario hace perder las estrenadas prestaciones de la 3DS en ocho mundos con una decena niveles. La opción de escoger entre cuatro personajes diferentes tampoco ofrece mayor aliciente que el cambio de personaje a diferencia del perfil utilizado en la carrera simia.

El último modo medirá la fuerza de los primates en unas peleas cuerpo a cuerpo que se vuelven un tanto cansinas por la reiteración y el poco repertorio que hay de golpes en los combates, donde las bananas serán el bien preciado a conseguir. Lo más disparatado queda para el apartado multijugador. Se puede competir a través de la comunicación inalámbrica con hasta 4 jugadores en los modos carrera y lucha simia, en una experiencia para adentrarse en cada mundo y perderse hasta conseguir la última banana. La bola simia ha quedado exenta en este modo. ¿Estás preparado?

  • 1