viernes, 19 abril 2019
18:17
, última actualización
Deportes

Quien dio miedo fue el rival

Todos los planteamientos del Sevilla sucumbieron ante la falta de algo primordial: actitud. El Valladolid siempre puso más ganas, y eso le hizo controlar el juego. 

el 13 abr 2010 / 22:13 h.

El Sevilla se presentó en Zorrilla con dos victorias consecutivas, con la posibilidad de meter presión al Valencia en un momento clave del campeonato y con un rival enfrente que anda al filo del precipicio. La visita nervionense era para temer en Pucela, pero lejos de ser así quien dio miedo fue el Valladolid.

Entró con más decisión a todos los balones y gracias a ello tuvo la suficiente llegada como para decantar el partido permitiéndose el lujo de fallar numerosas ocasiones de gol. Ni Romaric ni Lolo pudieron llevar las riendas del Sevilla, los delanteros apenas aparecieron y los hombres de banda lo hicieron a cuentagotas. Cuando el rival pone más ganas, vencer es difícil.

  • 1