Deportes

Quién fichó a quién de la plantilla cajista

Galilea tiene perfilados dos fichajes, consensuados con Scott Roth, sólo pendientes del visto bueno del dueño.

el 09 ene 2015 / 13:54 h.

Scott Roth y sus ayudantes siguen en el banquillo el partido ante el Nymburk   / Reportaje gráfico: inma flores Scott Roth y sus ayudantes siguen en el banquillo el partido ante el Nymburk / Reportaje gráfico: inma flores Scott Roth quiso dar, con sus declaraciones postpartido un golpe sobre la mesa dirigido exclusivamente a Jeffrey Meythaler por la necesidad de fichar. Pero en el camino dejó demasiados cabos sueltos, especialmente en el tema de los fichajes. Expuso que sólo fue consultado sobre la llegada de Berni Rodríguez, pero no sólo fue en ese caso. Por consenso llegaron Derrick Byars y Ben Woodside, y también estuvo al tanto de las negociaciones para la cesión de Willy Hernangómez, que llevó a buen término José Luis Galilea con el Real Madrid. Cuando el entrenador estadounidense llegó se encontró a Kristaps Porzingis, Balvin, y Niko Radicevic, y a Pierre Oriola, otra apuesta de la dirección deportiva, que también renovó antes a Alex Urtasun. Sobre el rol del joven base serbio, no dudó en transmitir que tendría protagonismo, después de verlo en pretemporada, como era también intención de los gestores. Decisión de Galilea fue también integrar a Diego Gallardo en la primera plantilla. Jeffrey Meythaler, por su parte, se encargó de fichar a Xavier Thames, un segunda ronda del draft, y Dane Watts, y posteriormente, negoció la llegada de Jacob Pullen. A la espera de Meythaler El día después de la debacle ante el Ostende fue muy complicado en el Baloncesto Sevilla. También las horas posteriores. Difícil conciliar el sueño. Porque en la entidad a mucha gente le duele este club y la situación no es nada fácil. Son horas decisivas, porque deben tomarse decisiones con urgencia para reforzar la plantilla. La primera fue la rescisión de contrato de Dane Watts, uno de los tres jugadores estadounidenses señalados por Scott Roth en la controvertida rueda de prensa posterior al partido. No es menos cierto que ha sido el propio Watts el que con su pobre rendimiento se ha ganado a pulso esta triste salida, como sucede en los casos de Xavier Thames y Derrick Byars. Otra cuestión resuelta fue la continuidad de Scott Roth, que volvió a recibir, en una reunión, el respaldo del director general, José Luis Galilea, pese a la impopularidad de la medida. Roth sigue en su puesto, aunque se le hizo ver que sus palabras ante los medios de comunicación no fueron del todo afortunadas, sobre todo, en lo concerniente a que sólo pudo decidir sobre el fichaje de Berni Rodríguez, que le hizo de improvisado traductor, en una situación ciertamente rocambolesca, y aunque el capitán se prestó porque también quería mostrar así su apoyo al entrenador, tratándose de todo un mito del baloncesto, un campeón del mundo, no era razonable colocarlo en ese papel. Comparten en los despachos del San Pablo muchas de sus reflexiones, y especialmente que el equipo está atravesando por todas estas dificultades, en buena medida, porque juega con el hándicap del paupérrimo rendimiento de tres de sus americanos. El entrenador de Cleveland confía también en el trabajo y la capacidad de Galilea, y si explotó en la rueda de prensa fue con la intención de que el propietario, Jeffrey Meythaler, tome definitivamente cartas en el asunto. No es nada extraordinario que si en un equipo fallan sus extracomunitarios, llamados a marcar diferencias, y se entra en una dinámica tan negativa como la de Baloncesto Sevilla en las últimas semanas, hay que buscar un cambio de tendencia con cambios en la plantilla. Es algo que sucede todas las temporadas en todos los equipos del mundo. Técnico y director general ya han hablado varias veces de posibles refuerzos. El dirigente vitoriano, según ha podido saber este periódico, tiene ya perfilados los fichajes de un jugador interior y otro exterior. Ha hablado con ellos y sus agentes y han dado su OK para venir a Sevilla. Pero falta que Jeffrey Meythaler dé el visto bueno a las operaciones, que incluye también la rescisión de contrato de otro jugador, todo hace indicar que Xavier Thames. Todo ello, a las puertas de un trascendental choque el domingo (12.30) en San Pablo ante Gipuzkoa Basket. El club tiene hasta esta tarde a las 20.00 horas para poder inscribir jugadores que puedan ser utilizados por Scott Roth el domingo. Meythaler debe dar el paso. Porque retrasarlo más tampoco tiene mucho sentido a la luz de los últimos partidos. De los contrario, afrontaría una finalísima sin refuerzos, cuando después, en la siguiente jornada, visita una cancha complicadísima, la del Joventut de Badalona, cuarto clasificado con las mismas victorias del segundo, el Real Madrid. Scott Roth, en sus reflexiones de ayer, también entiende que su mensaje, en parte, se ha malinterpretado, dado que no quiso otra cosa que apurar a Meythaler. Dio la impresión, además, que tampoco estaba contento con sus ayudantes técnicos, cuando recordó que no había decidido tampoco sobre ellos. Aunque este extremo es cierto, también es verdad que el de Cleveland está muy satisfecho con Rafa Monclova, Javier Carrasco y Audie Norris. En inglés se refirió a ellos con esta frase: Love them, que pudo pasar desapercibida. Efectivamente, fue José Luis Galilea quien decidió dar continuidad en el cuerpo técnico a Javier Carrasco y apostar por otro entrenador sevillano, Rafa Monclova, avalado por sus éxitos en los equipos de cantera. Acaba de lograr un sensacional tercer puesto con el junior en el Torneo Internacional de Hospitalet, donde el año pasado triunfó. Y la inclusión de Audie Norris, además de por su experiencia como leyenda del basket, y el trabajo con los pívots jóvenes, fue por el plus de trascendencia mediática que otorgaba.

  • 1