Deportes

"Quien hable de amiguismo es que no conoce a Gordillo, y menos a Bosch"

José Antonio Gordillo analiza los cambios introducidos en la estructura y el funcionamiento de la cantera verdiblanca.

el 02 jul 2011 / 16:33 h.

José Antonio Gordillo posa en el nuevo mural entre las fotos de Gordillo y Stosic.
-Vaya lavado de cara que están dando a la cantera en apenas unas semanas, ¿no?
-No es para tanto. Sobre todo hemos cambiado al entrenador del filial y del juvenil. Mariano Suárez es buen entrenador pero buscábamos otra cosa para el filial, y en el caso de David Ortega, al que conozco desde hace tiempo, su equipo no ha rendido como otros años. Menos Antonio Wanceulen, que ha dimitido, el resto de técnicos siguen. No era normal entrar y cambiar sin conocerlos bien. Hemos seguido los pasos normales. Hemos subido a Caro del Liga Nacional, a pesar de que había muchos candidatos para el División de Honor; Tadeo sigue, Gustavo Sánchez sigue, Gabino... Hay continuidad.

-¿La cantera funcionaba mal?
-La cantera del Betis siempre ha funcionado. Yo entré con 14 años, con Antonio Quijano, y era de las mejores del país. Los canteranos siempre han estado ahí, al margen de quién esté al frente, Quijano o Bizcocho o Valenzuela.

-¿Mantienen la idea de que todos los equipos jueguen igual que el primero?
-Es muy difícil. El referente es el Barcelona, pero lleva veinte años con un modelo y eso es inimitable. Lo que sí tengo claro es la filosofía. Aquí siempre han jugado los niños de la calle, de calidad, los buenos, y por ahí iremos. No habrá un sistema de juego, pero sí un tipo de entrenamiento innegociable.

-¿Y eso cómo se hace?
-Hay tres coordinadores por etapas (filial-juvenil, cadete-infantil y alevín-benjamín) y estaremos allí todo el día hablando con los entrenadores de los métodos de trabajo. Pero será poco a poco.

-Se incorporan Jesús Sánchez, Jaime, José Mari... Se apuesta por exjugadores de la casa, ¿no?
-Jesús llevaba aquí un año trabajando gratis y estuvo a punto de ir al Valladolid. Lo ve bien y trabaja muchísimo. Esta es la gente que hay que tener. José Mari es una apuesta personal de Vidakovic. Pero no todos responderán a ese perfil de haber jugado aquí.

-¿Hay amiguismo en el Betis?
-No, y el que piense eso no conoce a Gordillo y mucho menos a Bosch, que no lo permitirá. Yo he estado con Gordillo en el Écija y él sabe cómo trabajo, pero a Emilio Vega no lo conoce. Y hay muchos técnicos amigos del expresidente o míos o de Stosic a los que les apetecía el juvenil, pero se ha subido al de Liga Nacional. Guardiola está con Tito Vilanova, que es su amigo de toda la vida, y los que le hacen los cortes de vídeo son sus amigos. Y en el Sevilla, la gente de la secretaría técnica son exjugadores, que es lo normal. El problema es tener gente que no trabaje, pero eso no ocurre aquí.

-Su primer logro ha sido la continuidad de Vadillo y Damián.
-Hace tres semanas me senté aquí con el padre de Vadillo y su agente y lo daba por perdido. Pero el chaval ha puesto mucho de su parte y su agente ha ayudado y ha mirado lo mejor para el chaval. Es difícil encontrar gente que haga eso. La renovación de Damián también ha sido muy difícil.

[El Betis B, por cierto, ha fichado a otro jugador, Edu Alarte, delantero de casi 18 años procedente del Caravaca murciano]

-Y con presupuesto casi cero.
-Bosch dice que hay unos números y de ahí no podemos salir. El Betis B no tuvo segundo entrenador hasta el año pasado. Ahora queremos que José Mari esté bien y un entrenador de porteros, que no sé si me va a llegar. Es un puzle, quitar de un lado y poner en otro. Y el presupuesto que sale del Betis C ya lo tengo más que ventilado.

-¿Tan mal pagados están los entrenadores de la cantera?
-Creo que sí. Han estado aquí por amor al Betis, por afición más que por dinero

-¿Cómo valora el trabajo de Miguel Valenzuela?
-Ha hecho un buen trabajo con pocos medios. Por su trabajo sólo venía por las tardes y quizá no ha podido llegar a todo lo que quería, pero se rodeó de gente capacitada.

-Él siente que se marcha por la puerta de atrás...
-El club consideró que su etapa había terminado. Entiendo que esté dolido, pero suele pasar cuando hay cambios y los dirigentes llegan con gente de su confianza. A mí me pasará también.

-El relevo quizá se entiende menos después de que la cantera haya ganado siete títulos, en todos por delante del Sevilla...
-... Menos en los equipos importantes, el Sevilla B y el División de Honor juvenil. Ahí ha estado el talón de Aquiles.

-¿El Sevilla es una referencia?
-Ellos llevan tiempo trabajando bien y por supuesto queremos superarles, pero no tengo por qué obsesionarme con el Sevilla.

-¿El Betis quiere que el Betis B pelee por subir a Segunda?
-El filial tendrá un equipo para no pasar apuros. A partir de ahí queremos jugadores que compitan y estén preparados para cuando nuestro primer entrenador los necesite. Por ahora estamos un poco lejos de pelear el ascenso.

-¿Los contratos en la cantera siguen siendo de un año?
-Hay técnicos que conozco y se les va a dar mínimo dos temporadas, hay otros que no conozco y se les da una temporada. Los coordinadores de etapa también tendrán dos temporadas. La próxima temporada sí quiero que todos los entrenadores tengan dos o tres años para hacer un proyecto.

-¿Es verdad que usted no era la primera opción para el cargo?
-Es cierto que no se me pasaba por la cabeza ni era mi intención. Yo vine a trabajar para el primer equipo haciendo seguimiento de jugadores y estaba a gusto, pero uno de los secretarios debía coordinar la cantera y acepté.

-¿Gordillo abre puertas también en la cantera?

-Abre puertas allá donde vaya. Si te abre las del Real Madrid o el Barcelona, también te va a abrir las del Utrera, el Morón o el Camas.

  • 1