Local

¿Quién quiere otra Expo?

Dentro de una semana, el Ateneo acogerá una propuesta sorprendente: celebrar otra Exposición Universal en Sevilla en 2019. La ocurrencia es tan bizarra y extravagante que
El Correo ha ido a ver qué le parece todo esto al respetable.

el 17 may 2010 / 23:36 h.

TAGS:

¿Le gustaría que se celebrara en Sevilla otra Exposición Universal en 2019? Si así fuese, ¿dónde y dedicada a qué? Antonio Egea López, historiador y candidato que fue a alcalde por el Grupo de Ciudadanos Independientes, ya se erigió en paladín de la causa universalista en su programa de las últimas elecciones, pero ahora, el martes que viene, con ocasión de una conferencia en el Ateneo y al olor de los próximos comicios, desempolva su tesis y le da rango de propuesta a la ciudadanía. Sus argumentos reúnen toda la artillería verbal del más clásico amor a Sevilla. Según dice, la Exposición del 29 fue el hecho más importante de la primera mitad del siglo XIX sevillano, la del 92 lo fue de la segunda  y esta última, que se celebraría en 2019, ha de ser el hecho más importante de la primera mitad del siglo 21. Sería una especie de bucle universalista.

El tema: el viaje de circunnavegación de la Tierra que completaba el Descubrimiento de América. "La expedición salió y regresó a Sevilla para documentar que la Tierra era una esfera. No puede estar más claro que Sevilla y España deben conmemorar aquella gesta, fruto del esfuerzo que transforma la vida humana, y convocar a los demás países del mundo para que, como en 1992 se unan en una fiesta que ensalce la voluntad descubridora y civilizadora", afirma. Dice que España y, en concreto Sevilla, necesitan un cambio radical en la mentalidad pesimista y escéptica que ha traído la crisis económica, y que una Exposición Universal sería la solución. ¿Pensarán lo mismo sus paisanos?
Los sevillanos conservan buenos recuerdos de la Expo del 92. Al preguntarles su opinión por una futura Exposición Universal en 2019 ninguno se echa las manos a la cabeza pensando que es una idea disparatada. Todo lo contrario: si fuese lícito extrapolar los resultados de este pequeño sondeo callejero, cabría decir que la gente estaría encantada si tal evento se repitiera en la ciudad, sobre todo porque la mayoría coincide en que reportaría muchos puestos de trabajo y una importante ganancia económica. "Me parecería estupendo porque sería una gran inversión y una inyección económica para Sevilla y Andalucía en General", dice Francisco Javier Escalona, un joven sevillano de Nervión que trabaja como repostero. Otra de las respuestas en la que coinciden los entrevistados es en el interés en términos turísticos, pues, como afirma Juan Carlos Vázquez, un florista de 41 años de Sevilla Este, "sería un lujo crear otro evento universal en Sevilla, porque atraería mucho turismo y eso beneficiaría al sector del comercio, de la hostelería y del turismo entre otros".

Por el momento, Antonio Egea no ha propuesto el lugar donde situaría este gran acontecimiento, pero El Correo ha preguntado por ahí y es curioso cómo todos o casi todos los entrevistados coinciden en que La Cartuja es el sitio ideal para ello. "Aprovechar La Cartuja sería lo más lógico. Arreglarla y rehabilitarla para poder aprovechar el sitio que ya está creado", dice María Ángeles Pérez Palomo, una joven dependienta de la barriada de Montequinto. La Cartuja como lugar para una futura Exposición Universal va en cabeza, aunque hay otras sugerencias. Miguel Mas Oliver, un vendedor de cupones de 51 años vecino de La Buhaira, propone el Charco de la Pava y Tablada como lugares amplios y bien comunicados para situar este gran evento. Sin embargo, entre tanta aceptación, ha habido alguna persona a la que la idea de otra Expo le parece descabellada, como es el caso de Juan Manuel Pancho Mora, un empresario sevillano de 49 años que expresa lo siguiente: "La idea de otra Expo en Sevilla me parece una locura, un desatino y una opción fuera de lugar porque tenemos problemas mucho más importantes que ponernos a preparar una exposición."

Lo suyo es pensar que esta idea no irá más allá del acto del martes, pero quién sabe. En Sevilla, lo único imprevisible es que algo sea imprevisible.

  • 1