Economía

Quiero mi aeropuerto

La decisión del Gobierno de que Cataluña y Madrid participen en la gestión de El Prat y Barajas desata una espiral reivindicativa en otros aeropuertos de gran afluencia, alimentada por Zapatero, que ayer también ofreció esta posibilidad para el balear de Son Sant Joan. Y Valencia, al quite.

el 15 sep 2009 / 09:08 h.

La decisión del Gobierno de que Cataluña y Madrid participen en la gestión de El Prat y Barajas desata una espiral reivindicativa en otros aeropuertos de gran afluencia, alimentada por Zapatero, que ayer también ofreció esta posibilidad para el balear de Son Sant Joan. Y Valencia, al quite.

El presidente balear, Francesc Antich, aseguró ayer que el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se había comprometido a que Baleares, con el aeropuerto mallorquín de Son Sant Joan, "esté en la primera fase" en el proceso "de dos o tres años" hacia la cogestión aeroportuaria.

Este compromiso fue una de las principales conclusiones de la reunión mantenida ayer entre los presidentes del Ejecutivo central y autonómico.

Antich manifestó su rechazo a la exclusión de Son Sant Joan en la decisión del Consejo de Ministros de dar entrada a las administraciones regionales en aeropuertos con tráfico anual de más de 30 millones de pasajeros -sólo el de Barajas, en Madrid, y El Prat, de Barcelona cumplen ese mínimo-.

El presidente balear dijo que le ha manifestado al presidente del Gobierno español que su Ejecutivo no se "doblegará" en esta cuestión, para impedir "quedar fuera". "Baleares empezó a hablar de cogestión aeroportuaria antes que nadie", una cuestión que "está en el Estatut y es básica para el futuro económico de las islas".

Desde de la comunidad valenciana, el conseller de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores, anunció que el Ejecutivo regional va a remitir un escrito a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, para expresar su "disconformidad" con la medida y solicitar su participación en la gestión de los aeropuertos de El Altet (Alicante) y Manises (Valencia).

Flores consideró "discriminatoria" la selección hecha por Álvarez de los aeropuertos susceptibles de dar entrada a las administraciones autonómicas. La Generalitat, comentó, no puede quedarse al margen de la gestión de los aeropuertos", aunque ninguno llegue a 30 millones de pasajeros, porque se trata de "infraestructuras estratégicas en el desarrollo económico de la Comunitat Valenciana".

El conseller indicó que el compromiso de Zapatero de que el aeropuerto balear de Son San Joan también se beneficie de la cogestión refuerza la reivindicación valenciana. "Queremos estar en la gestión porque, de otra forma, es sólo el Gobierno central el que decide las inversiones y las prioridades de un aeropuerto respecto a otro".

Desde Barcelona, el secretario general de ERC, Joan Ridao, ve en la propuesta del Gobierno para la gestión de AENA un "motivo más", junto con la financiación, para que los partidos catalanes, agentes sociales y económicos y sociedad civil se movilicen.

El también portavoz de ERC en el Congreso, la gestión de El Prat debe volver a la agenda política de los próximos meses y advirtió de que cualquier modelo que no contemple mayoría de la parte catalana será "inasumible".

  • 1